¿MÁS DE LO MISMO, O UN CAMBIO A LO BOLSONARO?

Escrito por Recibimos y publicamos en la sección Política.

Publicado el 14/08/2019 22:29:08
¿MÁS DE LO MISMO, O UN CAMBIO A LO BOLSONARO?

Por Sebastián Castro.-

 

En los últimos 15 años América Latina ha cambiado de color político, pasando de un heterogéneo progresismo desde el 2004-2008 a un conservador proyecto en políticas de centro-derecha y derecha en 2018. Habrá que ver qué sucede este año con nuestros hermanos Argentinos y con nosotros.

El resto del mapa está bastante definido hacia la derecha, aunque las políticas ya no se pueden definir en términos ideológicos, sino en términos pragmáticos.

Si Ud. aborrece a un candidato, seguramente no solo no lo apoyará en las urnas, también creerá todo lo que hablan mal de él aún si nada tiene de cierto. Por el contrario, si el país mejora sus índices en materia de educación, trabajo o inflación, seguramente lo volverá a votar o lo hará por primera vez aunque sea este candidato hijo del hijo, del nieto de algún patricio fundador de la patria. O quizás le gusté algún ex-guerrillero o comunista.

Da igual. La realidad es más dura que la ficción y siempre las urnas se inclinan hacia un lado cuando una crisis estalla. Somos mucho más conservadores de lo que creemos.

Aun cuando nos impongan políticas de igualdad de género o legalicen alguna droga. En general, los conservadores defendemos los valores familiares y religiosos, somos proteccionistas y hasta un poco antagónicos en este punto. Liberales desde la mitad del siglo pasado, creemos en el libre mercado sin dejar de regular lo que hay que regular. En fin, un estado minarquista hasta que nos acordamos que es tan imposible como utópico. Y aunque nos enfrentemos en temas ideológicos, volvemos siempre a las urnas a votar al candidato que “esta vez sí” nos saque de todos nuestros problemas endémicos urgentes.

Las soluciones no son mágicas ni surgirán mesías consagrados que nos lleven a la tierra prometida. Pero al menos no queremos terminar en Egipto de esclavos del faraón.

En la región de pragmatismo no se ha caracterizado ningún gobierno. En cambio, y bajo la consigna “echemos a estos comunistas del poder”, los gobiernos pseudo centro-derechistas se desembarcaron con las mismas ideas progresistas (excepto en Brasil que llevará un capítulo aparte) que sus contrincantes ideológicos.

Tanto Mauricio Macri en Argentina, como el próximo presidente uruguayo si le toca a Lacalle Pou, mantuvieron o mantendrán todas las políticas sociales que sus anteriores gobernantes llevaron como bandera y que tanto rédito político les ha generado. En cuanto a Talvi, es aún un misterio. No sabemos qué tipo de “austeridad” estará dispuesto a llevar adelante. Pero conociendo el pasado reciente, y un partido político casi al borde del holocausto, gobernar solo para los próximos 5 años sería un error imperdonable. Casi diría que sí lo hacen mal… mejor arranquen a trabajar 8 hs. porque nadie que haya dado una vez más su voto de confianza lo volverá a hacer mientras viva. En cuanto a Martínez, será muy similar a su homónimo compañero ideológico Argentino, Aníbal Fernández.

¿Realmente gobernará él o será su manager Cristina? ¿Lo hará Martínez o su partido político? Al menos sabemos que bajo el eslogan de más de lo mismo pero mejor, solo llegará “más de lo mismo”.

Deberíamos olvidar la ideología, el conservadurismo, la derecha o la izquierda, los comunistas, quienes fueron, a quienes jodieron/robaron/mataron. Si son fachos o bolches, hombres o mujeres. Daría lo mismo votar a un burro, si este nos prometiera algo que no se haya escrito antes en una bandera político-partidaria. Alguien que nos diga lo que hay que hacer, y nos prometa que lo hará aunque sea en su discurso políticamente incorrecto.

¿Un Bolsonaro?

¿Quién creen hoy que podría ser esa figura en Uruguay?

También le podría interesar

URUGUAY VA INEXORABLEMENTE A LA QUIEBRA GOBIERNE QUIÉN GOBIERNE
La economía uruguaya es una gran mentira desde hace muchas décadas.
24/08/2019 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->