INMUNDO MUNDO EL QUE NOS QUEDA

Escrito por Recibimos y publicamos en la sección Sociedad.

Publicado el 09/08/2019 22:05:56
INMUNDO MUNDO EL QUE NOS QUEDA

Por Sebastián Castro.-

 

En la copa Libertadores 2018 Boca, amparado por  un reglamento permeable, intentó llevarse los puntos sin jugar y ganar así el máximo galardón continental. Estuvo cerca, muy cerca. River, que poco tuvo que ver en el episodio, fue despojado de su localidad, trasladando el evento hacia el viejo continente. Triste desenlace que pudo resolverse con un pacto de caballeros y algunas muchas medidas más de seguridad por parte de la policía bonaerense. 

Hace unos días en los juegos panamericanos sucedió algo similar. El seleccionado argentino de básquetbol femenino equivocó el color de sus camisetas y por tal motivo se retrasó 45 minutos.

Colombia podía aceptar la demora y jugar el partido o reclamar los puntos. Y en este inmundo mundo en el cual los seres humanos que más deben dar ejemplo de fairplay y humildad reclaman hasta el agua caliente de las duchas, es comprensible que la lección aprendida por el resto de los simples mortales sea mucho despreciable. Sacar ventaja, joder al otro. Usar las leyes a su favor aunque sean normas de dudosa manufactura, cuestionadas incluso por peritos calificados. Aun así, nadie puede decir que una pena que un juez imponga debe estar mal, si para impartir justicia los jueces se atañen a las leyes que antes se votaron por mayoría.

Aunque no signifique esto que la justicia sea perfecta. Es más imperfecta cuantas más leyes se imparten, o más burocracia procesa el delito. Seria perfecta si solo fueran necesarias aquellas frases que se escribieron en la constitución. Pero se ve que es mejor pasarse por las partes cada enunciado, interpretarlo como mejor les cante las ganas e impartir justicia al grito de la tribuna o algún fiscal. 

Inmundo mundo el que los han dejado estos políticos y sus adláteres jueces que los odian pero los necesitan y corren como perros falderos en una simbiosis de necesidad.

Así le llegó el turno al "Toro" Fernández. Que ante un hecho de mayúscula envergadura penal apenas lo aplazan unas horas en su domicilio por las noches. Dándole la ventaja de seguir jugando al fútbol y con eso ganándose el pan día a día con el sudor de su frente.

Pobre "torito". O debí decir pobre Romina, una chica en estado vegetal, que ante la imprudencia mayúscula que ya estamos acostumbrados por parte de estos "profesionales" del deporte, nunca volverá a ser su vida igual, aunque usen cada centavo de esos miserables 800.000 dólares que el chico "donó" ante la impotencia de viajar al Celta de Vigo y apremiado por el club que no lo quería si no resolvía rápido su situación.

¿Que ofrecería el jugador si no tuviera un pase firme para jugar en España? ¿O que hubiera pactado si el club no necesitara esa transferencia más que los goles que podría hacer en su actual club? Peor aún. ¿Y si fueras tú o yo? ¿Y no el padre de Cavani? ¿O el Toro Fernández?

Pagaríamos con cárcel seguramente. 

Para todos los que se molestan por el tono en que condenamos este arreglo, hay que explicar que fue el mejor arreglo que pudo hacer la familia. Nadie puede volver atrás ni devolverle a su hija. La indignación es más con la justicia. Que premia a quien tiene dinero y condena a quienes son pobres… de hecho las cárceles están llenas de gente sin recursos… los ricos van solo de visita.

 

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


-->