GAVAZZO NECESITA PERICIA PSIQUIÁTRICA: ACUSA A POLICÍA DE LA MUERTE DE LA GELMAN

Escrito por Recibimos y publicamos en la sección Policiales.

Publicado el 28/06/2019 00:57:49
GAVAZZO NECESITA PERICIA PSIQUIÁTRICA: ACUSA A POLICÍA DE LA MUERTE DE LA GELMAN

Por Agente Especial de Inteligencia.-

 

       Después de 20 días, la periodista Paula Barquet del diario caganchero, realiza la segunda nota al Tte.Cnel. (r) José Gavazzo, y por su nuevo estilo, se observa un notorio cambio de orientación ideológica proveniente de la Casa de Gobierno, acusatoria y pretendiendo que el lector se asimile al estilo panfletezco de propaganda izquierdista.

       Pero el diario El País se ha caracterizado, -desde hace más de 60 años-, de ser un amanuense del Gobierno de Turno, y a cambio de los favores publicitarios, se calla la boca, no investiga periodísticamente, o lo peor de todo, hace lo que le mandan.

       Este diario, tuvo la oportunidad de revelar hechos, que el Gobierno del Fraude Amplio ha intentado por todos los medio ocultar y hacer desaparecer, como fueron los Archivos de Castiglioni y ahora los de Gavazzo, para que la opinión pública solo tenga una versión, que se atacó a militantes de izquierda anti dictadura, cuando en realidad eran las bandas más terroristas y criminales, como los Montonero de Argentina y el PVP, un rejuntado de fanáticos anarcos, marxistas y tupas que operaban en Buenos Aires, con el objetivo de secuestra, robar y disfrutar las mieles del dinero.

       La periodista insiste en el tema de María Claudia García de Gelman, nieta de promocionado “poeta” Juan  Gelman, que en realidad, era integrante y el encargado financiero, poseedor de una gran fortuna, de todos los dineros robados o cobrados por secuestros, del Movimiento Montonero argentino, integrante de la J.C.R.

 Gavazzo le responde: “No sé nada. Acabo de ser procesado por eso, pero no sé nada”.

       “Este ha sido, hasta ahora, -reconoce la periodista-, su discurso: el desconocimiento total respecto al tema. En la Justicia, donde fue indagado por la desaparición y muerte de la mujer argentina de 19 años, se limitó a negar “sistemáticamente su participación en los hechos que se le imputan”, según la sentencia, e incluso negó “la presencia de la joven en sede del SID” (el Servicio de Información de Defensa, centro de inteligencia militar). De todas maneras, en 2011 terminó siendo procesado por el juez Pedro Salazar como coautor de un homicidio muy especialmente agravado, condenado a 30 años privado de su libertad. Los otros procesados fueron los militares Jorge SilveiraGilberto Vázquez y José Arab, y el policía Ricardo Medina. La sentencia quedó firme a fines de 2018”.

       Gavazzo sobre el tema le responde: “Mire, lo único que sé de eso es que a Bulevar Artigas y Palmar quien la lleva es (Juan Antonio) Rodríguez Buratti, pero por orden del general (Amaury Prantl). Y la orden es que nadie tiene que ver con ella, nadie tiene que hablar con ella, nadie nada. No tenía nada que ver con nosotros. Como si fuera una operación aparte”, asegura ahora Gavazzo”.

Es bueno resaltar que el tema ha sido muy difundido y se sabe que, Marcelo Gelman, hijo del poeta Juan, y su esposa María Claudia García, activos militantes argentinos de la organización terrorista Montoneros, fueron detenidos en Buenos Aires el 24 de agosto de 1976, y que estuvieron detenidos por las Fuerzas argentinas en Automotores Orletti. El cuerpo de Marcelo apareció en 1989.

En la crónica, la periodista sostiene que sobre el traslado de María Claudia no hay casi certezas. No vino en el primer vuelo (el 24 de julio de 1976) ni en el que se cataloga como segundo vuelo (que habría sido el 5 de octubre de ese año). Sin embargo habría testigos, obviamente del mismo plumaje rojizo, que se dicen testigos de hechos de dudosa credibilidad.

Nacimiento, la falsa historia y la realidad

Al parecer, un 1 de noviembre habría nacido Macarena Gelman. Los indicios firmes de que nació ese día de 1976. El primero está en el carné obstétrico de su mamá, que pronosticaba ese día como fecha probable de parto. El segundo es el relato de Esmeralda Vivian, su mamá adoptiva, según la cual el 14 de enero de 1978 apareció una beba en una canasta, en la puerta de su casa, con una nota que decía “La nena nació el 1 de noviembre. Soy la madre y no la puedo cuidar”.

Esto es falso, porque una niña de un año y medio no puede estar en un canasto, salvo de dimensiones enormes.

La verdad es, que fue adoptada por Ángel Tauriño, Comisario Jefe del Departamento 2 de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia. Tauriño, un ejemplar y muy estricto Oficial de Policía con el cumplimiento de las normas, al saber de la existencia del bebé, le solicitó al Director de la DNII Insp.Gral. Víctor Castiglioni, si antes de llevarla al INAME, se podría quedar él con ella, porque su esposa no podía tener hijos. Acto seguido, a Castiglioni le pareció bien, pero le advirtió que hiciera los trámites legales para quedarse con ella en el Instituto de menores.

“Hasta los 23 años, -sigue la crónica-, no supo ni sospechó que fuera adoptada. Ángel Tauriño, su padre, pasó sus últimos meses de vida en un CTI pidiéndole perdón sin decirle por qué. Lloraba mucho. Macarena pensó que era por las responsabilidades que le dejaba, pero no. Eso fue en octubre de 1999. Tan solo tres meses después, tras una larga investigación junto a su esposa Mara La Madrid, Juan Gelman se le presentaría en Montevideo para anunciarle que era su abuelo biológico”.

Lo que demuestra que algún funcionario traidor de la época, le alertó sobre el tema, obviamente a cambio de dinero.

Sobre el tema, Gavazzo continuó: “A María Claudia se la había llevado el coronel Rodríguez Buratti. ¡Ta! Nadie me comunicó nada oficialmente. Y para mí la historia terminó ahí. Rodríguez Buratti la trajo, Rodríguez Buratti se la llevó, y nadie sabía nada. Y como todas las cosas de inteligencia, tampoco pregunté nada. Si no me lo dijeron, sería porque no tenían interés en que yo supiera nada. Nadie me lo comunicó, yo no pregunté”.

El presunto autor de la muerte

Según Gavazzo, dijo que al visitar a Rodríguez Buratti en su domicilio, este le manifestó: ‘Ayer le dije que me iba a matar, le pedí que me cuidara a la familia. Yo le quiero decir a usted una cosa: yo voy a matar a mi esposa, a mi hijo y después me voy a suicidar’. Usted está loco, le dije. Pero ya me abrió los ojos de que había algo muy grave que yo no sabía. 

       En la nota se profundiza más: ‘Bueno. Mire, Gavazzo, el responsable soy yo. ¿Sabe lo que pasa? Que este es un asunto de este viejo hijo de puta del general (Amaury Prantl). Él ordenó traerla, él ordenó matarla’. ¿Y usted dio cumplimiento a la orden? ‘Sí’. “Me quiso decir que la había matado él, o por orden de él, no sé”. Agregó… el general nuestro adquirió algún compromiso con el general argentino (Otto Paladino). Porque ella mire que no era una santita, como dicen por ahí; ella estaba funcionando en el aparato montonero, no era solo que el marido estaba. Pero no importa. El tema es lo que pasa acá. Rodríguez Buratti finalmente se suicidó tiempo después, el 11 de septiembre de 2006. La Policía lo había ido a detener a su casa.

La temeraria acusación de Gavazzo

       El artículo de la periodista afirma, que: “… Dice Gavazzo que su ex jefe no mencionó ni a Sande ni a Medina”.

       Por otra parte, ya tomando una actitud de denuncia panfletezca, en lugar que el lector llegue a sus propias convicciones, agrega: ”Hay un dato más que Gavazzo puede dar sobre el caso, y es que a María Claudia García la mataron de un disparo con una pistola. Pero no logra recordar quién se lo dijo. Rodríguez Buratti no pudo haber sido, porque le dijo que se bajó antes. Los policías “son más vivos, jamás confesarían un delito”, afirma. Arab tampoco se lo habría dicho “por problemas de convicción personal”, según dice. No quedan otras opciones. Entonces intenta cerrar el tema comentando que tiene que haber sido “uno de los policías”. “Pero esto es una deducción, una deducción por el conocimiento que tengo de las personas; pero no es más que una deducción”.

       A esta altura, cabe agregar, que durante el Gobierno de Facto, la Policía era como siempre: un auxiliar de la Justicia imperante, agregando en este caso, ser un colaborador profesional, brindando la información e inteligencia como corresponde a su competencia, a los mandos superiores. La lucha contra la sedición y el comunismo, siempre fue llevada a cabo por las FF.AA.

       La D.N.I.I. estuvo dirigida por el Insp. Víctor Castiglioni, quién permanentemente operó dentro de la norma, sin permitir excesos de ninguna naturaleza. Ricardo Medina fue un excelente Policía, llegando al mando de la Jefatura de San José, por sus méritos profesionales y no por ser violento y asesino.

       Como antecedente imperdonable por parte de la lacra tupamara que integra el corrupto gobierno del Fraude Amplio, siendo Oficial de la Guardia Metropolitana, Medina junto a un chofer de Policía Caminera, capturaron a un grupo de tupamaros que habían robado al Banco República durante la llamada Toma de Pando, de esta organización terrorista, que incluso asesinó a civiles ese 8 de Octubre.

       Lamentablemente, Nino Gavazzo, quizás por su edad, el estrés, la injusta cárcel, y las enfermedades, le están afectando su estado mental, y es hora de que se le haga una pericia psiquiátrica, para ver si está apto para hacer este tipo de acusaciones temerarias, que busca defender a su ex jefe, acusando injusta e innecesariamente a un Policía.

 

       La triste postura de una periodista amanuense llega con la búsqueda de la opinión de la hija Macarena, orientada a las clásicas afirmaciones de los terroristas que están en el Frente Amplio y toda su propaganda calumniosa: “El discurso de Gavazzo revela una pretensión por desacreditar todo. Ellos intentan demostrar que la Justicia los condenó injustamente. Estoy convencida de que la información la tienen toda: el pacto de silencio no se rompió. Sobre lo que no lo compromete, habla con lujo de detalles. Sobre lo otro, son chismes o no sabe”, analiza la ahora ex diputada, que dejó su banca para militar por Casa Grande.

       Sobre las posibilidades actuales, Macarena Gelman dice: “Siempre pienso que si mi abuelo y su mujer pudieron investigar y dar con mi paradero sin apoyo estatal ninguno, es imposible que el Estado no pueda llevar adelante una investigación más o menos fructífera”.

Se olvidó afirmar lo que le cobró al Estado por su desgraciada situación, como lo que habrá pagado su abuelo, -que también tenía mucho dinero del grupo terrorista Montonero-, para comprar información.

 

 

NOTA: Lo narrado surge de información abierta al público, acompañada de la memoria del escribiente, y que para secuestrarla al estilo de la de Castiglioni y Gavazzo, hay que arrancarla del cerebro.

Próxima Nota:      

Solo hubo un vuelo de la FAU al Uruguay desde la Argentina.

Pudieron viajar 80 de los 200 aproximados que estaban detenidos en la Automotora Orletti.

 

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


-->