“QUEDA CLARO QUE NUESTRO PROPÓSITO DE DEMOCRATIZAR EL PARTIDO DE LA GENTE YA ESTÁ CUMPLIDO”

Escrito por El Bocón en la sección Política.

Publicado el 20/06/2019 00:47:50
“QUEDA CLARO QUE NUESTRO PROPÓSITO DE DEMOCRATIZAR EL PARTIDO DE LA GENTE YA ESTÁ CUMPLIDO”

Fernando Carotta sorprendió con su pre candidatura presidencial en el Partido de la Gente. Enfrentar al “dueño” del partido (Edgardo Novick) no es changa, por su potencial económico y su inversión de más de un millón de dólares ya gastados.

A pocos días de las internas, le preguntamos a fondo…

 

¿Qué experiencia política anterior a esta participación tuya has tenido anteriormente? 

A nivel militante, algunas desde la adolescencia, como candidato a ser electo en algún cargo político, ninguna.

A los 11 años tenía una pierna completamente enyesada por un accidente de tránsito que había tenido, y empecé a repartir listas en una mesa que mi madre me armó en la puerta de casa, en aquel entonces se venían las elecciones internas de 1982 y repartía la lista ABX del Partido Colorado.

Fue mi primera aproximación a la política. Luego vino la democracia, mi padre era dirigente del Partido Colorado y allí anduve con él, en ese momento con 13 años y realmente siempre me resultó muy interesante la actividad política. Me había puesto como encargado de prensa de la agrupación y yo iba a los medios con los comunicados escritos en máquina de escribir. Un gran recuerdo de esa etapa del país en la que pude ser partícipe. Luego vino otro tiempo, de estudio, de trabajo, de otras prioridades y me transformé en un votante más, de los tres partidos, del Partido Colorado la mayoría de las veces, del Partido Nacional en la pasada elección, y hasta de Tabaré Vázquez en 2005. Decepción absoluta.

Con la fundación del Partido de la Gente, del cual fui parte desde el primer día, volvió mi pasión por la política.

 

¿Cómo nace tu pre candidatura presidencial, cuando aún nunca habías tenido la posibilidad de medir tu caudal electoral?

En Uruguay existe un concepto que a mi juicio es errado, alimentado por los personajes más representativos de la forma más mezquina de hacer política: entienden que para hacer “carrera política” tenés primero que pintar muros y colgar pasacalles, luego te ponen como edil, de ahí si haces merito a Diputado y luego si tenés suerte Senador. Es una suerte de meritocracia muy mal entendida.

Mi precandidatura surge a principios de Abril, se procesa en pocos días, a la luz de lo que había significado primero tu alejamiento y el del Movimiento Basta Ya, y luego el escándalo con ribetes novelescos protagonizado por dos ex dirigentes del Partido y el propio Novick. Frente a esa situación no podíamos quedarnos de brazos cruzados, habían provocado una hemorragia incontenible en una fuerza política de apenas dos años de vida. O nos íbamos, o nos quedábamos resignados a un liderazgo que ya no nos convencía, o planteábamos una alternativa al modelo de liderazgo de Novick, que en ese entonces ya estaba claro, había fracasado estrepitosamente.

Es cierto que no teníamos una medición previa de nuestro caudal electoral, nadie en el Partido la tiene, a menos que alguien se crea el cuento de que los votos que algunos tuvieron en la elección pasada están allí cautivos y quietitos dispuestos a seguir al candidato a cualquier precio. También es una forma de pensamiento que caducó en el mundo entero.

Veremos que dice la ciudadanía el 30 de junio, allí se dará la primera medición real en una elección con voto no obligatorio pero que igualmente sirve como referencia para aprender, corregir y seguir adelante.

Lo que si queda claro es que nuestro propósito de democratizar el Partido de la Gente ya está cumplido; cualquiera sea el resultado a partir del 1° de Julio habrá mayoría y minoría, cada cual con una responsabilidad decidida por la gente. Se terminó la monarquía. Reitero, sea cual sea el resultado de la elección nuestro primer objetivo ya está cumplido.


Una Elección Interna, significa a nuestro entender una carrera para saber quién tiene más dinero.
¿Cómo estás compitiendo cuando tu rival es un millonario? 

Con mucha tranquilidad, en la política como en la salud el dinero no lo es todo, creo que en ningún orden de la vida es todo. Cuando se aproxima la muerte, no hay billetera que la ahuyente.

Cuando sabes que nunca vas a ser presidente de tu país, por más que inviertas la fortuna de Bill Gates sabes que te estás haciendo trampas al solitario.

¡A mí me da vergüenza ajena cuando leo declaraciones de que van a gastar un millón de dólares en publicidad para las internas! Si, para las internas. Pero los mismos que declaran eso recorren asentamientos y van al interior donde la gente vive en condiciones más que precarias, sin agua potable a veces, sin saneamiento, con los gurises descalzos y condenados al hacinamiento y a la pobreza. ¿Y qué hacen? los miran, hacen que los escuchan, graban un video para la publicidad y se van hasta la próxima elección. Alguien sensato puede entonces comprarle a estos candidatos  la idea de que vienen a la política a hacer “el bien”, gastando un millón de dólares de publicidad y no renunciando al 10%, mira lo que te digo el 10% de la publicidad, US$ 100.000 dólares que sería una gran ayuda para gente que nada tiene.

 

Ahora mismo tenemos ya cientos de evacuados en varios departamentos. En “Renovación” lamentablemente no tenemos ningún millonario, ¿entonces qué hicimos? Lanzamos una campaña de donaciones para poder llevarle a esa gente, primero enfocado en Canelones y Florida, ahora se sumó Durazno y San José, una ayuda mediante alimentos, pañales, productos de limpieza para cuando puedan volver a su hogar. 

Entonces, ¿cuándo empieza la buena política? ¿Cuándo pueden disponer de los recursos del Estado? Antes no porque sale de mi bolsillo, ese es el razonamiento lamentablemente.

La política está marcada por las intenciones y los hechos, si la intención es ayudar a la gente, y tienen poderío económico para hacerlo, háganlo ya. En lugar de prometer donar el sueldo cuando sean presidentes o legisladores, donen hoy mismo de su bolsillo esa suma para ir solucionando cosas. Estas cosas le hacen tremendo daño a la política, se subestima al ciudadano y siguen erosionando la credibilidad.

Si me ganan la interna, lo cual hoy no estaría tan seguro, será por dinero. No va a ser ni por ideas ni por propuestas, va a ser por dinero invertido, y créeme que voy a estar muy conforme.

El comentario generalizado es que hay mucha gente que no quiere votar a tu rival y tu candidatura se puede transformar en un voto castigo para el presidente de tu partido. ¿Lo palpas de esa manera? 

Te mentiría si te dijera que no me lo han dicho. Ha quedado mucha gente herida y enojada por cómo se procesó esta crisis en el Partido de la Gente y esa gente visualiza que yo puedo ponerle punto final a este proceso. Que algunos hoy estén en otros partidos no significa nada, es probable que desde ese enojo quieran incidir en la interna del partido que tuvieron que abandonar.

“El voto anti” es una realidad, puede operar también para mí, ninguna candidatura es neutral, pero en este caso tengo una ventaja importante: en todos los sondeos de imagen entre todos los precandidatos a la Presidencia, que somos 27, mi contendiente es el que desde el inicio siempre tiene la imagen más negativa en la opinión pública.

Hay gente que nos ha dicho sin vueltas que en la interna nos va a acompañar con el voto para que podamos recomponer y transformar al Partido de la Gente, pero que probablemente en octubre no nos vote porque su corazón está en otro partido político. Y también puede darse la posibilidad del voto cruzado dentro del Partido. Hay muchas variables y habrá que ver cómo se procesan al momento de votar, pero que hay un alto número de gente enojada o que se siente utilizada o dañada y que piensa en votarnos es cierto. Y hasta dirigentes de otros partidos políticos que nos han animado y nos han dado para adelante con la precandidatura, para mí fue algo inesperado pero muy positivo.


El partido de la gente luego que varios referentes importantes se retiraron, en las encuestas bajó sensiblemente el porcentaje de votos. Además de esas ausencias, ¿cuáles son los motivos que tú crees han llevado a esos porcentajes tan bajos? 

La absoluta falta de liderazgo de Novick y la carencia de una hoja de ruta. Y ni es necesario que yo brinde detalles. Basta con repasar la historia reciente. El Partido de la Gente llegó a tener seis agrupaciones nacionales, decenas de agrupaciones departamentales, equipos de trabajo con figuras de primer nivel para la elaboración del programa de gobierno y adhesiones de ciudadanos en todo el país que estaban convencidos que el Partido venía a cambiar la forma de hacer política.

¿Que quedó de todo eso? Hoy estamos corriendo escombros y caminando sobre las cenizas mientras algunos hacen sonar las campanas como si nada hubiera pasado.

¿Se puede reconstruir una fuerza política? Claro que sí, lo que pasó en el Partido Colorado es un ejemplo, ahora, si el 30 de junio confiamos el timón a quienes nos trajeron hasta acá, francamente no veo salida.

Lo dije claramente el 9 de abril cuando anuncié mi precandidatura: “En el Partido de la Gente lo que nos trajo hasta aquí, ya no nos lleva a ningún lado”.

 


¿Cómo funciona electoralmente el Partido de la Gente en las elecciones internas? ¿Se puede votar una lista de candidatos a congresales presentada por otra agrupación y hacerlo con tu candidatura presidencial? 

Si por supuesto. Es una posibilidad existente en todos los partidos pero que en el caso del Partido de la Gente viene tomando fuerza en las últimas semanas y te diría que en varios departamentos.

Es una opción electoral válida. Por ejemplo, hay ciudadanos que quieren votar a su amigo, a su vecino, a su referente del Partido de la Gente en determinado departamento pero no quieren votar a Novick como precandidato a la Presidencia de la República.

En ese caso pueden votarme a mí sin ningún inconveniente. En el sobre deben colocar la lista 412 con la cual me votan como precandidato junto a la lista departamental de ese referente que si quieren votar.

Ambas listas deben ser del Partido de la Gente, es decir que no puede votarme a mí con un dirigente departamental del Partido Nacional o de otro partido.

Pero es muy importante que el 30 de junio todos voten dos listas (la nacional que elige al candidato a Presidente) y la departamental (que respalda al líder de ese lugar).


Edgardo Novick ha dicho públicamente que tu agrupación no existe y que nunca ha mostrado un voto. Prácticamente se ríe de tu candidatura presidencial, ¿qué le contestas a eso?

Es su opinión. Creo que si es consciente de la situación en que dejó al Partido no hay motivos para reírse. Existir existe porque de lo contrario no podría ser precandidato, pero además “Renovación” fue lanzada el 19 de julio del año pasado, él estuvo y dijo allí que seguramente íbamos a ser la primera agrupación del Partido de la Gente, pero además existen diecinueve agrupaciones departamentales bajo el sublema “Renovación” que yo lidero.

Yo veo que viene realizando reuniones políticas en algunos pocos departamentos donde logra juntar entre amigos, parientes y vecinos diez o quince personas, o caravanas con dos o tres autos, y no formulo esos juicios de valor sobre su candidatura, en fin, son formas distintas de ser.

Se le siguen yendo Dirigentes (el último caso fue hace diez días con otra agrupación nacional que se pasó a filas de Sartori) y no me da risa, por el contrario, me causa una profunda pena y preocupación todo el contexto del Partido, y por eso estoy obsesionado con cambiar este panorama.

A quienes dentro del Partido quieren menospreciarnos, les vamos a seguir respondiendo con trabajo, con propuestas y con muchísimo entusiasmo: estoy totalmente concentrado en la consolidación de “Renovación” en el Partido de la Gente como la única agrupación del partido despojada de cualquier vicio de la vieja política (llámese vieja política a utilizar funcionarios en comisión para servicios personales, llámese vieja política a tener ediles que son denunciados públicamente por sus pares de otros partidos por sus permanentes faltas a las sesiones de la Junta Departamental, llámese vieja política por estar hoy negociando cargos en el Estado en un toma y daca ante un posible ballotage, llámese vieja política a no pronunciarse sobre el escandaloso tema de las partidas de prensa o de los viajes de legisladores, o de sus inasistencias a las sesiones, llámese vieja política a todo aquello que se ha hecho hasta ahora y que solo ha generado asco y rechazo en la ciudadanía). Y a partir del 1 ° de julio si alguien tiene intenciones de ejercer esa política en el PDLG tendrá que ir buscando nuevos rumbos.

 

También le podría interesar

VERÓNICA ALONSO CON POSIBILIDADES DE QUEDAR FUERA DEL PARLAMENTO
Tanto va al cántaro al agua, que al final se rompe; eso es lo que pasó con Verónica Alonso
09/10/2019 Leer
LA SOBERBIA DE TALVI ES INSOPORTABLE, ES UN PETISO AGRANDADO
Es un hombre inteligente, un técnico muy respetado, pero no sabe nada de política
10/10/2019 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->