LAS CORPORACIONES DE ALIMENTOS TERMINARAN CON NUESTRAS VIDAS

Escrito por Recibimos y publicamos en la sección Nacionales.

Publicado el 21/05/2019 11:16:48
LAS CORPORACIONES DE ALIMENTOS TERMINARAN CON NUESTRAS VIDAS

 

Nos obligamos a comprar siempre en la cadena de supermercados que nos da beneficios, pero quedamos cautivos de comprarle los productos con los que ellos negociaron mejores acuerdos económicos.

 

Imagínese el mundo sin corporaciones, y sin grandes cadenas de supermercados, como cuando usted y yo éramos niños.

 

Imagínese cuando iba al almacén y compraba suelto.

 

Las marcas tenían repartidores zonales que abastecían a los almacenes, y siempre andaban con mercadería en las camionetas.

 

Recuerdo al finado de mi abuelo, que era repartidor de Kasdorff, en Queserías Nacionales.

 

Usted era libre de comprar lo que quería y la marca que quería, aunque tampoco no había muchas para elegir.

 

Era un mundo que no estaba inmerso en el consumismo moderno, donde las empresas eran nacionales, y estas vendían directamente si usted quería comprarles, en los mostradores de “abasto”.

 

Hoy por hoy, el mundo del consumismo, llevo a que las grandes compañías mundiales, transformadas en corporaciones, hayan ido comprando a las más chicas, hasta que las borran del mapa, manteniendo solamente de la vieja marca, los productos que más se vendían, aunque rediseñados y con cambios en sus recetas.

 

Ponemos ejemplos bien claros y exponemos hacia donde queremos llegar con este artículo.

 

Si usted era tomador de cerveza, y le gustaba la Norteña, pues bien, le aviso que este cerro hace rato.

 

La corporación InBev, compro a la compañía nacional, Fabricas Nacionales de Cerveza, (Pilsen) y a su vez de rebote, compró a la Norteña, porque años anteriores FNC había comprado lo que quedaba de la vieja Norteña.

 

Años anteriores, PepsiCo paso a formar parte de FNC, como lo fue Patricia y Salus, aunque parezca que no están juntas, todas son familiares.

 

PepsiCo anteriormente, se aseguró de comerse a la vieja y querida Papas Chips, que también hacia los riquísimos Pali Chips, sacándola de combate y absorbiendo la marca para luego imponer las Lays y todo su colesterolica línea de fritos.

 

Entonces, volviendo al objeto de este análisis, usted como consumidor frecuente de una cadena de supermercados, queda rehén y sujeto a consumir, lo que el supermercado negocie mejor y con quien lo negocie y no los mejores productos nacionales que deben de pasar por filtros absurdos, coimas de gerentes de compras, y que por ser nacionales no pueden pagar, y hasta incluso, pagar por espacios que por ser nacionales no pueden pagar.

 

Para ser claro, el poder de negociación que podría tener InBev con la cadena de supermercados es muy superior que la que puede tener una sola y única marca de cerveza, razón por la cual, usted queda obligado a consumir Pilsen, Patricia, Zillertall, Stella Artois, y toda la extensa variedad de artículos que tiene InBev negociado con esa cadena.

 

Antiguamente, cuando no existían estas vastas y maquiavélicas corporaciones, usted elegía la marca y lo que quería consumir, y se movía en virtud de donde estaban los productos, por ejemplo, si en Devoto no había una marca, usted compraba en Disco.

 

Hoy hasta las cadenas de supermercados están corporativizadas, y usted compra hasta en 4 marcas diferentes de supermercados los mismos artículos, las mismas ofertas en los mismos productos.

 

Quiere decir que venimos cediendo terreno a las corporaciones y venimos siendo víctimas de los negociados entre ellos y las cadenas sin saber tal siquiera si lo que estamos comiendo o tomando es bueno.

 

Ponemos otro ejemplo, Famosa, Anselmi, Maestro Cubano y El Trigal, eran las galletitas de nuestra niñez.

 

Todas estas eran marcas diferentes, competían por precio y calidad, y si había una y faltaba otra era porque el almacenero consideraba a la de mejor calidad, y a las otras las dejaba afuera.

 

Había una sola marca de galletitas en el almacén, si usted quería otra, debía moverse a otro almacén.

 

Hoy Mondelez, agrupo a Anselmi y a Famosa, las recetas no son las mismas, y se hacen en Brasil.

 

Lo mismo paso con Maestro Cubano, que la absorbió Bimbo, y ya se cambiaron logos y recetas.

 

Entonces volviendo al ejemplo anterior, comemos las galletitas que ellos quieren que comamos, porque las hace casi una empresa sola en grandes máquinas de alimentos ultraprocesados.

 

Todo el mundo moderno esta corporativizado y ultraprocesado, y el ser humano de hoy es un producto moldeado y terminado por las corporaciones.

 

Siempre digo que el agua “Salto” es la mas rica del Uruguay, como lo eran los jugos Urreta de la homónima ciudad, que la zona de Solis de Mataojo era la zona del Uruguay donde se hacían los mejores salamines y factura casera sin conservantes, que la zona de Melilla y Rincon del Cerro era la “huerta” del Uruguay y que aun hoy, la leche Claldy tiene grasa en la bolsa.

 

Dígame la verdad, usted se acuerda de la nata en el café con leche? Que pasó se extinguio?

 

No mi amigo, cada día se ultraprocesa mas los alimentos y usted y yo comemos y tomamos cosas más antinaturales.

 

Hoy nos dicen, come sano sin grasa, sin sal sin azúcar, estoy esperando que me digan, haga el amor sin penetración.

 

Mi abuelo, murió con 97, desayunaba leche gorda y un pedazo de cordero todas las mañanas, y lo bajaba con 2 huevos duros, piensa usted en ese desayuno hoy?

 

Claro que no, pero el secreto de la juventud, era que todo lo que comía era sano y sin procesos, además de no vivir en el galope ultratecnologico y dependiente en el que vivimos hoy.

 

Por eso le pregunto, como hago yo para explicarle a mi hijo que es la nata, si con la aguada leche Conaprole no logro formarla…?

 

Piénselo, consuma natural y uruguayo, haga feria, recorra boliches, compre en diferentes lugares, y dese el gusto de probar cosas sanas, y al final me va a dar la razón, la mejor oferta la encuentra en el almacén, porque seguro va a gastar menos que si va al supermercado.

 

 

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


-->