EMPRESARIOS DE MALDONADO SE NIEGA A INDEMNIZAR A HOMBRE EN SILLA DE RUEDAS

Escrito por El Bocón en la sección Maldonado.

Publicado el 24/04/2019 14:26:08
EMPRESARIOS DE MALDONADO SE NIEGA A INDEMNIZAR A HOMBRE EN SILLA DE RUEDAS

Nos acercamos hasta el lugar donde vive José Manuel con sus padres, que son cuidadores de un chalet en Punta y nos recibe en su silla de ruedas, que usa desde que sufrió un ACV, justamente en el medio de juicios laborales, que le dieron la razón en primera y segunda instancia y que condenaron a la “copetuda” Asociación civil sin fines de lucro “Sport & Classic Car Punta del Este”, a pagar unos 300 mil pesos.
A pesar de que los integrantes de la misma, son poderosos empresarios y profesionales y basta leer sus nombres: Manuel Acevedo, Ciro Aleman, Rodolfo Asconeguy, Lennart Berglund, Adolfo Cocchis, Daniel D´Angelo, Guillermo Falco, Robin Henderson, Antonio Mieres, René Pons, Ricardo Pons, Miguel Porta, Víctor Riccardi, José Scalone, Jorge Tomasi, Rosario Veppo y César Gutiérrez, el hombre sigue esperando…
Como esta asociación no tiene bienes conocidos y sus integrantes no son condenados individualmente en forma legal, el acuerdo económico con quien ganó legítimamente su derecho en la justicia, no se ha dado, y hoy José Manuel, desconsolado, con problemas de salud y económicos, nos brinda su triste testimonio:


“ECONÓMICAMENTE ME DECÍAN QUE ESTABAN MAL”

Dime primero tu nombre completo.

José Manuel Arriola Navarro.

Cuéntanos cronológicamente que te pasó laboralmente y todas las consecuencias con “Sport & Classic Car Punta del Este”.

Trabajé 15 años con todos los que se nombran en esta asociación, los que mandaban eran siempre los mismos, que eran Antonio Mieres, después estaba Miguel Porta, esos fueron los que me contrataron.

Ellos me contrataron por medio de la señora contadora, que no me acuerdo el apellido, pero se llamaba Alicia. Entré a trabajar por intermedio de ellos, la función primero era solamente de mantenimiento del club, los muebles, alguna pared que tuviéramos que pintar, todo mantenimiento en general.


¿Cómo era el inmueble?

Era bastante grande, un predio de dos pisos. Ese mantenimiento lo tenía que hacer yo y lo otro que tenía que hacer, era ayudar los miércoles a Ricardo Pons, a hacer las ensaladas para los asados, hacer los purés y servir todas las bebidas para los socios del club.


¿Eso lo hacían todos los miércoles?

Eso lo hacían todos los miércoles y los sábados si sobraba, se picaba y se cobraba un monto.

Después al cierto tiempo, cuando ya agarraron confianza, a los dos o tres años, las cosas se compraban todas en Tienda Inglesa, que se lo compraba por Henderson. Y las compras las tenía que hacer yo, porque después de cierto tiempo, comenzaron a delegar todo en mí: que yo me ocupara de comprar, de hacer los asados; terminé haciendo ensaladas y todo yo solo.

¿Para cuántas personas eran esos asados?

Los primeros años eran de 20 o 25 personas, eran los socios que iban, con algún invitado que podían llevar alguno de los socios.

En la parte de los asados se cobraba un ticket y la bebida no se cobraba, eso ya estaba dentro del ticket.

 ¿Te pagan mensualmente?

La remuneración mía era por mes.


¿Te tenían legalmente como empleado?

A mí me pusieron como empleado el 2 de marzo de 2009.

 

¿Y cuándo empezaste?

Empecé mucho antes, en junio de 2004 empecé yo. En el 2009 me regularizan y ahí empecé a recibir aguinaldo, la licencia la cobraba, porque no podía tomarla, porque no había otro.

Yo aprontaba las mesas, todo el salón entero, que eran 7 mesas y entraban 25 personas.

¿La tarea tuya era hacer el asado, hacer las ensaladas, preparar la comida, hacer de mozo, servir y después limpiar todo?

Exacto, yo lo único que hasta el café llegaba. Luego yo levantaba todo lo que eran las mesas y había una señora que iba los jueves, porque los miércoles teníamos comida e iba a levantar todo lo que quedaba.

Me decías también que después se te incorporó para hacer los jardines…

Sí, en el 2013 sacaron al jardinero que estaba, que él estaba con una unipersonal y nunca les dio boleta, ni nada; pero él cobraba el sueldo y cobraba los aguinaldos, eso sí lo agarraba.


¿Lo contrataron como empresa?

Lo contrataron para cortar el pasto, pero después en su momento dijeron, que iban a hacer achiques, porque lo querían sacar y lo sacaron.

Un día en la tarde estábamos con Antonio Mieres y me dijo: “Vamos a sacar al jardinero. ¿Vos te animas a hacer los parques?” Y me dijeron que después me iban a hablar del dinero, pero nunca más me pagaron esos trabajos. Al otro día ya me trajo una máquina de cortar pasto y un escobillón y “arréglate”.

El pasto se cortaba poco en inverno, pero en verano tenía que cortarlo casi todos los días.

¿Todo ese tiempo nunca reclamaste enérgicamente que ese trabajo no te lo pagaban?

No, yo les decía, pero la respuesta de ellos era siempre que supuestamente estaban mal y que iban a cerrar.


¿Mal económicamente?

Económicamente me decían que estaban mal.

Pero es toda gente de dinero…

Si, los eventos además tenían sus sponsors, como Mercedes, MG. El evento de Mercedes, después los autos ingleses y el evento que tenían anualmente, que lo hacen en enero.


“ANDA BUSCÁNDOTE OTRO TRABAJO PORQUE ACÁ LA COSA ESTÁ JODIDA”


¿En esos eventos tenías que trabajar también?

Sí, lo primero que hacían, era entregar las fichas de inscripciones y pagar las inscripciones en el club y ese día se daba una picada en el día o una picada fría o caliente, que yo la servía.

¿Qué te llevó a hacer juicio laboral?

En el tema de la Justicia, yo tuve un accidente laboral, pero yendo para atrás, comenzando el 2014, me dice Ricardo Pons: “Anda buscándote otro trabajo porque acá la cosa está jodida”. Pero era porque se estaban peleando entre ellos, para ver a quien le tocaba ser Presidente, parece que me lo dijo en joda, pero yo en joda no agarro esas cosas.

Busqué otro trabajo y encontré de guardia de seguridad y estaba trabajando prácticamente en los dos lugares, con aviso de ellos, porque yo les dije que encontré de guardia de seguridad, porque Ricardo me dijo que buscará trabajo.

Él nunca me dijo por qué la cosa estaba mal, sea por socios o por problemas internos de ellos o por dinero, porque yo no participaba en las asambleas. Ellos anotaban cuando salía una comisión o viene una nueva, se presentan dos comisiones y ellos votan y cambian y la última comisión entró René Pons de Presidente, Daniel D´Angelo era el Vicepresidente, Adolfo Cocchis era el tesorero. El que fue tesorero toda la vida, que yo siempre le llevé las cuentas a él, fue Miguel Porta, hasta que el día que yo renuncié.

“YA AHÍ SE LAVARON LAS MANOS Y DECÍAN QUE EL PROBLEMA NO ERA DE ELLOS”

 

¿Cómo fue el tema del reclamo laboral?

El reclamo laboral viene así: yo tuve un accidente en el otro trabajo, en el de guardia de seguridad y cuando hice todos los papeles, porque en los dos estaba aportando y debía cobrar de los dos; cuando yo hice los papeles, cobré solo por “Securitas”. Me enteré que no habían pago el seguro, no pude cobrar nunca lo del Club; porque eso debería cobrarlo  y me decían que no, que el problema no era de ellos. Ya ahí se lavaron las manos, y decían que el problema no era de ellos, que el accidente lo había tenido en el otro trabajo. Perfecto digo, el accidente lo tuve en otro trabajo, pero de igual manera allí yo estaba aportando y tenía 15 años de antigüedad.

¿Qué accidente tuviste en el otro trabajo?

Me caí un día que estaba lloviendo, estaban arreglando en Selenza, habían hecho una salida para caño y pusieron los tablones de obras, iba bajando la escalera, pisé ese tablón y me fui de boca. Me rompí todos los tendones cruzados de la pierna izquierda, rótula y peroné; entonces estuve 6 meses.

¿Ante esa situación se desligaron totalmente?

Si, totalmente. Después les dije que no puede ser que no pueda cobrar algo que es mío y que me pertenece, porque ellos supuestamente entregaron los papeles fuera de tiempo, entones no me correspondía por eso.

¿Cuánto era tu reclamo?

El reclamo mío… yo estuve 6 meses en el seguro y reclamos de haberes impagos, no recuerdo exactamente la cifra, pero ronda los 10.000 dólares.

Tú hiciste el reclamo, la Justicia te dio la razón. ¿Después que pasó?

Hicimos todo en dos instancias, que se probó lo que debían.

Lo que yo no entiendo es que la Justicia ya los condenó a pagarme esos 10.000 dólares y no me los pagan, no hay una voluntad de pagarlo.

“HASTA AHORA NO HE PODIDO CAMINAR”

No los pagan porque los integrantes dicen que es una asociación ellos individualmente no tienen por qué responder. ¿No?
Más allá de eso, con todos los años que has trabajado con ellos, debe haber cierta gratitud. Además hay un tema que no tocamos y es lo que te pasó que quedaste en silla de ruedas. ¿Tuviste un ACV?

Tuve un ACV, un percance de salud, lo tuve el 28 de enero del 2017 y hasta ahora no he podido caminar, que es lo que me falta.


¿Esta gente se enteró de tu estado de salud?

Sí, fui al juicio así con la silla y aun así no pagan. No lo entiendo por qué, porque si me dijeran que es gente que no tiene… Sentenciados, así como están, no pagan.

¿Tú no tienes contacto con alguno de ellos? Porque 15 años es mucho… Me imagino que con algunos de ellos, tendrías confianza.

Fue cortante, como ellos son “importantes”. Me desconocieron totalmente, de pasarme por al lado y dar vuelta la cara para no saludarme y mirar para otro lado.

Ahora me imagino que estás apelando a que de alguna forma se sensibilicen y te hagan este resarcimiento económico, que para ellos no es gran cosa.

Para ellos no es mucho, es gente de dinero, que despuntan el vicio de los autos clásicos, que el motivo central de la reunión, es compartir esa pasión; el gusto por los autos clásicos y cada cual tiene su auto clásico… No estamos hablando de autos de dos pesos, los encargaban a Alemania, los hacían traer y los pagan 30.000 o 50.000 dólares y otros 20.000 dólares adaptándolo.


Son todas personas de poder económico importante…

Si, tienen sí. No puedo creer que no lo quieran pagar, cuando además en los asados que se hacían, estaban arriba de los $ 7.000 y te lo digo, porque yo hacía las compras.

¿Y cómo estás económica y físicamente?
Yo ahora no me puedo bañar sólo, porque tengo miedo de quemarme de un lado, porque no tengo sensibilidad.

Y en lo económico tengo que comprar un medicamento que vale 2 mil pesos… Vivo con mi padre y mare, que son cuidadores de este chalet, pero esto es momentáneo.

 

FUENTE: Crónicas del Este  

También le podría interesar

EN LAS FLORES PIDEN LA CABEZA DEL JEFE DE POLICIA QUE NO ATIENDE A LOS RECLAMOS
Vecinos de Las Flores, arengados por 25 hurtos y por la omisa respuesta de la policía y de su Jefe, el Sr. Erode Ruiz.
20/05/2019 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->