LA ODISEA DE LOS JUBILADOS URUGUAYOS

Escrito por Recibimos y publicamos en la sección Nacionales.

Publicado el 20/01/2019 01:11:02
LA ODISEA DE LOS JUBILADOS URUGUAYOS

"Hace 75 años que estoy esperando una vida digna en un país más justo. Harto, año tras año de las promesas y mentiras de los políticos, haciéndonos creer en un futuro mejor. Donde se roban todo. Con una justicia que los ampara y que poco a poco están destruyendo este hermoso país, con la pérdida de los valores y la ética que es acompañada por la delincuencia a la orden del día.
Condenado a una jubilación miserable privada de 15.000 pesos y otros tal vez menos, donde una canasta trepa los 80.000, un alquiler promedio de 12.000 y no hablemos de la luz, el gas, el agua y los impuestos. Intento sobrevivir dentro del caos.
La cultura del trabajo fue mi meta. Nunca tuve envidia de lo que otros lograban, me esforzaba para lograr lo mismo pensando “si ellos pueden ¿porque no yo?”. Sera porque siendo niño perdí a mi padre inmigrante y laburante que con su ejemplo de vida me impulso a ello.
Pude comprar un terrenito y digo bien, COMPRAR no usurpar como hoy está de moda. Ladrillo por ladrillo logre construir una casita, donde forme una familia y tuve a mis hijos.
Hoy tendría el derecho de descansar… Pero, con un Banco de Previsión falso, con directores traidores y acomodados que dicen representarnos en un país desbastado por la corrupción, solamente me permitirán descansar bajo los pinos o en un “caño” de sepultura.
Cuando joven tuve la oportunidad de emigrar, como muchos de mis amigos ya retirados que pueden disfrutar de la vida en el exterior. pero creí en mi país, en mi gente y no lo hice. Hoy ya de viejo ni esa oportunidad me queda. 
Viendo como los “vivos”, los acomodados del estado, los políticos, los guerrilleros y otros tantos disfrutan de la vida, desangrando a la república. A veces un pensamiento invade mí mente: ¿para qué me sirvió, ser honesto, tener valores y caminar derecho por la vida? 
Tras largos años vaciándome los bolsillos para el aporte de las obligaciones con el estado, es la recompensa que obtuve con mi miserable jubilación. Lógicamente ya no soy un activo y como pasivo no servimos, porque no se les puede sacar mucho más. Aunque siempre le encuentran la vuelta para sacarte algo.
Me embarga la desilusión del país donde nací, crecí, trabajé y aporte. La desilusión de los que “iban a hacer temblar hasta las raíces de los árboles” con la madre de todas las reformas, pero… fueron los más grandes traidores y mentirosos del pueblo.
Eso sí, me queda el orgullo de la honestidad y la frente en alto. ¿No sé? si a esta altura me sirva de almohadón para sentarme arriba, encerrado detrás de las rejas de mi casa viendo cómo pasan los días y esperando la “carroza” que se ve en el horizonte. Disculpen si alguien se ofendió leyendo estos pensamientos de un viejo jubilado uruguayo. Pero esto es el resumen de mi vida y la de muchos que estamos en la misma situación"

También le podría interesar

“LA ENCUESTA DE FACTUM ES TRUCHA”
En el periodístico de Puyares (un excelente periodista de Canal 11 de Maldonado), el intendente de ese departamento y pre candidato presidencial Enrique Antía
Hace 12 horas. Leer
¡MÁS COMPRAS SIGILOSAS!
SECRETOS DE LA GUARDIA PRETORIANA....
Hace 12 horas. Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->