“SOS UN VIEJO SORETE”

Escrito por El Bocón en la sección Nacionales.

Publicado el 23/12/2018 23:19:09
“SOS UN VIEJO SORETE”

Circula en las redes sociales un incidente que tuvo de protagonista al Ministro de Economía de Uruguay Danilo Astori.

En el mismo, se ve a por lo menos dos hombres en su automóvil, estacionados en el estacionamiento de un supermercado del barrio de Malvín.

Esos mismos muchachos filman cuando ven venir caminando luego de estacionar su vehículo a Astori.

Al acercarse la pareja le dicen “acomodada” y luego le hablan a Astori primero en buen tono, recordándole que le empujaban al auto cuando vivía en la calle Zum Felde.

Astori se acerca sonriente, seguramente pensando que se trataba de dos admiradores, pero cuando lo tienen a dos metres le dicen de todo.

“Soy del Frente Amplio y vos te robaste toda la plata, sos un viejo sorete, que te robaste toda la plata, viejo mamadera, hijo de puta”

Astori cambió la cara y con mucha altura siguió sus pasos hacia el supermercado detrás de su mujer.

Seguramente el análisis tiene dos lecturas diferentes y válidas.

Por un lado, rechazar todo tipo de insultos y posibles actos de violencia.

Si Astori no fuera un hombre grande, seguramente hubiera reaccionado de otra manera y podía terminar en un incidente violento que nunca se sabe a dónde se podía terminar.

Estos hechos los estamos viendo en la Argentina con mucha asiduidad y no terminan nada bien.

Por otro lado, este castigo social es fruto de la lamentable situación que el Frente Amplio y en especial Astori tiene a los uruguayos en su inmensa mayoría.

Tiene caliente a un pueblo, incluso propios frenteamplistas, que se sienten traicionados por la política económica de Astori.

No es justificar de ninguna manera la violencia física, ni los insultos, pero, se pueden entender estas reacciones espontaneas de gente furiosa e indignada.

Con relación a la mujer de Astori es claro que fue acomodada por su pareja en el ministerio de Economía y ahora es diputada por ser la suplente de una legisladora fallecida.

Mientras cientos de miles de uruguayos viven con un salario de hambre, Astori, a dedo, eligió a su pareja para ser su asistente en el ministerio y la hizo contratar.

Calientes estamos muchos, solo deseo que no haya violencia, no es lo que queremos.

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


-->