VERÓNICA ALONSO, PRIMERO LE TIRÓ UN MISIL Y AHORA CORRE DETRÁS DE JUAN SARTORI

Escrito por El Bocón en la sección Nacionales.

Publicado el 03/12/2018 00:28:33
VERÓNICA ALONSO, PRIMERO LE TIRÓ UN MISIL Y AHORA CORRE DETRÁS DE JUAN SARTORI

 

El buque de Verónica Alonso hace agua y se hunde, pero antes de naufragar se aferra a cualquier madero que flote a su alrededor.

Juan Sartori, el empresario que hace cuatro meses descubrió su amor por el Partido Nacional; se afilió de apuro, nunca fue a la sede partidaria, vivió la mayor parte de su vida en el exterior, pero ya es precandidato de la mano del antiguo militante blanco Alem García, que le dio su lista a nivel nacional.

Cuando este enigmático personaje apareció en escena y se anunciaba que podría ser blanco, la senadora Alonso, escribió en Twitter: “Varios me preguntan quién es Sartori, el candidato del PN q surge ahora: NO lo conozco, NUNCA lo vi y NO sé que piensa. Bienvenidos todos los q ayuden a sumar en el Partido pero alguien que vive hace más de 20 años fuera del país no parece el más comprometido con los problemas de Uy”.

Pero lo más vergonzoso es que Verónica Alonso dijo que Sartori la había llamado para concertar un encuentro y rápidamente fue desmentida: “Desde el equipo de Sartori confirmaron a Montevideo Portal que el 5 de noviembre Alonso pidió una entrevista Sartori. "¿Vos le estás haciendo la prensa a Sartori? Me interesa reunirme con él. Puede ser bueno para los dos y alguno que otro se va a asustar", escribió Alonso al equipo de Sartori y recibió como respuesta que sería comunicado el pedido”.

¿Pero quién es Juan Sartori? ¿Un caballo de Troya que les metieron al Partido Nacional José Mujica y Diego Cánepa?

Un artículo publicado por el semanario Búsqueda, bajo el título: “Juan Sartori: el desafío es no hacer coberturas frívolas”  narra que el periodista Martín Aguirre señaló en El País un tema en el cual se debería avanzar: la relación de Sartori con el gobierno. Meses atrás, el mismo diario informó que Diego Cánepa —quien fuera prosecretario de Presidencia durante el mandato de José Mujica— está radicado en Londres y trabaja para un fondo que tiene acciones en la empresa canadiense ICC Labs, una de las dos autorizadas por el Estado uruguayo para plantar marihuana. Sartori es el creador de esa empresa. Cánepa, recordemos, estuvo al frente de todo el proceso de la asignación de licencias para producir y comercializar marihuana que otorgó el Estado uruguayo. Sartori fue uno de los beneficiados. Hizo dinero con ese negocio. Aparentemente, hoy Cánepa no trabaja para Sartori, solo es amigo. También se sostiene que Sartori le consiguió su actual trabajo en Londres.

El artículo agrega: Aguirre dice que Sartori “supo hacer buenos negocios” cuando Mujica era el presidente. Y que los gobiernos del Frente Amplio “lo trataron con afecto”. Allí está el meollo de la cuestión. ¿Qué tanto fue ese afecto? ¿Por qué el BROU le dio préstamos de muchos millones de dólares cuando la empresa ya no tenía credenciales? ¿Cuál es el grado de implicancia y qué significa que Cánepa haya pasado de prosecretario de Mujica a estar tan cerca de Sartori? Ahora Sartori dejó el Directorio de Union Agriculture Group (UAG), pero la firma que él armó tiene una millonaria deuda con el BROU. ¿Será otro caso de empresario que sale limpio pero la empresa queda debiendo al Estado y pagamos “los nabos de siempre”? ¿Otro incobrable? Son demasiados cabos sueltos.

Desde varios sectores del Partido Nacional ven con suma desconfianza que Sartori, sin militancia dentro de esa colectividad y casi "de pesado", anuncie que será precandidato a la presidencia por esa formación política y sin haberse presentado previamente a las autoridades de los nacionalistas.

Todos sus negocios los hizo con el gobierno de Mujica y muy cercano a Diego Cánepa.

Pero algunos medios hablan de la fabulosa fortuna de Sartori y señalan que en su último viaje a Montevideo, llegó en jet privado…pero no explicaron que fue un viaje desde Ezeiza y que llegó a Buenos Aires en vuelo de línea.

Casado con la hija de un magnate ruso, hoy acusado en Mónaco por corrupción y con el pasaporte retirado para que no salga del Principado.

 Como decía Eduardo D’Angelo: ¿Usted no desconfiaría?

Ahora Verónica Alonso corre detrás de Sartori en busca de un salvavidas que la salve del inminente naufragio.

También le podría interesar

JUBILADOS SIEMPRE CASTIGADOS
Debo confesar que me motivó mucho escribir esta columna de opinión, el haber visto en el programa de televisión “Esta boca es mía”, donde el tema principal...
04/12/2018 Leer
CONTROL DE NATALIDAD
Es un tema sumamente polémico y agregaría que es muy delicado, ya que se puede fácilmente mal interpretar lo que uno opina.
08/12/2018 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->