¡MAL BICHO!

Escrito por El Bocón en la sección Nacionales.

Publicado el 02/12/2018 23:52:03
¡MAL BICHO!

La capacidad de asombro no tiene límites, y lo que vimos en Artigas con Bonomi y sus pesados, no es cosa de todos los días.

¿Se puede ser tan imbécil de entrar como nabo ante la aparición de dos personas que desplegaron una pancarta cuando hacía uso de la palabra el ministro Rossi?

Si, se puede, lo vimos en vivo y en directo.

No lo podíamos creer que el propio Bonomi haya tenido esa actitud de buscar reacciones poniendo el culito contra la pancarta y empujar hacia atrás.

¿Qué pretendía? Simplemente reaccionó alvidando que era el ministro, no se trataba de una pelea de barrio, era una autoridad importante del gobierno en una inauguración.

Vimos que al llegar esos dos muchachos con la tela escrita y la colocaban, la seguridad del ministro entró al ruedo, de particular, tres monitos y se pararon delante de la pancarta, con el propósito que no se vea, de taparla.

Cuando los dos tabacaleros se percataron de la maniobra de los policías de particulares, intentaron pasar al primer plano y cuando pasaban, uno de los guardaespaldas, se pechó con uno de los muchachos y el propio policía chocó a Bonomi en el hombro.

Bonomí se calentó y su reacción fue salir de su lugar y ponerse solo delante de la pancarta y empujar hacia atrás en clara actitud patoteril buscando la reacción de los tabacaleros.

Allí vino la orden de sacarlos de la escena, mientras el pobre Rossi seguía hablando sin que nadie le diera pelota.

Dos policías se los llevaron y una camioneta policial completó el trabajo trasladándolas hasta la seccional segunda de Artigas.

A las dos horas los dejaron en libertad.

Todo mal. ¿Por qué no dejaron que se despliegue la pancarta?

Lo hicieron pacíficamente, y lo que decía la misma no era algo agresiva, solo se trataba de un reclamo de dos trabajadores.

Esto demuestra muchas cosas. En primer lugar que no se está preparado para estos hechos, que no es posible que el ministro tenga una reacción de patota de barrio.

Que los tres policías que se pararon enfrente no sabían lo que estaban haciendo.

La prensa de Artigas actuó con personalidad y a pesar que fueron amenazados, especialmente el de la cámara, no aflojó, ni se dejó amedrentar en ningún momento.

La seguridad presidencial está acostumbrada a amenazar, incluso a golpear sin medir las consecuencias.

Recordemos el incidente ocurrido en Canelones con el periodista José Abel Zarza que recibió un puñetazo en el estómago por el solo hecho de intentar hacerle una entrevista al presidente de la República.

Actúan como patovicas, sin tener la menor posibilidad de ser razonables.

A mí me dio vergüenza ajena la actitud de Bonomi, es algo tragicómico, porque hizo un papelón muy grande.

Lógicamente que aparece en escena la vicepresidente de la República Lucía Topolansky a querer salvar a su colega tupamaro El Bicho.

Topolansky sostuvo que el secretario de Estado “no empujó a los trabajadores, lo empujaron y él lo que hizo fue volver a su lugar y casi la tiran al suelo a la ministra de Industria (Carolina Cosse)”. 

¿Ustedes pueden escuchar algo tan ridículo de parte de esta señora?

Bueno, es la misma que vio el título de licenciado de Raulito Sendic. ¿Qué se puede esperar del burro más que una patada?

¿Será verdad que piensa que somos todos tarados?

En las redes sociales salieron varios alcahuetes a intentar decir cosas semejantes a lo que Lucía intentó explicar.

En estas páginas lo hemos dicho hace muchos años y reiterado permanentemente, estamos en manos de gente violenta, que tiene antecedentes muy serios de violencia y de tomar las armas para voltear una democracia.

Estamos en manos de ex sediciosos y terroristas, que se han armado hasta los dientes, disponen de mucho dinero y de poder.

No ha quedado claro si tienen o no participación en los innumerables robos que se han realizado, sospechando que se trate de tupabandas para “hacer finanzas”.

El presidente Vázquez eligió para su hermano licenciado en enfermería un lugar clave, sub secretario del Ministerio del Interior.

Mujica eligió para el ex socio de terrorismo para ser el Ministro.

Y ambos están atornillados, tanto, que ni se puede hablar más de pedirles la renuncia, porque ya han dicho que no se van y listo.

Ya se escuchan voces que hablan de “no entregar el gobierno en caso que pierdan las elecciones”.

Motivos para preocuparse hay y muchos.

Tienen poder, tienen dinero, tienen armas y tienen muchos hombres preparados para la guerrilla.

Tabaré Vázquez desaparecerá de la escena política, Mujica está fuera por su edad y salud.

Un diputado del frente Amplio públicamente hizo declaraciones, que nunca desmintió, que tendría que haber un ejército del pueblo.

Han tenido la política de desarmar al pueblo.

¿Algún ingrediente más hace falta para avizorar tiempos difíciles?

Lo cierto es que mientras la oposición política juega a la estrategia barata de siempre buscando perdurar en sus bancas y en el reparto de la torta; el Frente Amplio se ha preparado para la guerra.

¿Alguien en su sano juicio puede pensar que no se ha podido detener la terrible delincuencia que nos azota?

No se ha querido, no hay voluntad política para exterminar ese flagelo que en tan solo una semana quedaría solucionado.

¿Por qué no se ha querido?

Porque la inseguridad es uno de los mayores negocios del Mundo y en el Uruguay es de los que más “facturan”.

¿Porque el narcotráfico no ha sido detenido en el Uruguay?

Siguen pasando toneladas de drogas por nuestro país que es un lugar de tránsito.

No son las bocas de venta de Pasta Base, es el gran narcotráfico que opera en el Uruguay y muchos miran para otro lado.

Esta actitud del Ministro del Interior, tan infantil, sirve para la reflexión, nos impone un momento para meditar.

Nos damos cuenta que la impunidad es algo que está asimilado en todos los integrantes del Frente Amplio.

Que hay un padrón que los asemeja.

Caraduras, actores, prepotentes, cínicos y especialmente una actitud de soberbia que por momentos asombra, y por otros asusta.

Tienen mucho poder, pero muchísimo, solo rezar cuando lleguen las elecciones y no logren ganar, solo rezar, yo no creo en ellos, presumo que será difícil sacarlos del poder, aunque pierdan en las urnas.

Mientras tanto la oposición juega a la política, hace interpelaciones al santo botón, pide investigaciones parlamentarias sin mayorías para lograr resultados.

Es parte del circo porque Tabaré les tira un hueso dándole algunos carguitos para que los políticos fracasados puedan seguir participando.

Lo vamos a pagar muy caro sin duda.

También le podría interesar

JUBILADOS SIEMPRE CASTIGADOS
Debo confesar que me motivó mucho escribir esta columna de opinión, el haber visto en el programa de televisión “Esta boca es mía”, donde el tema principal...
04/12/2018 Leer
CONTROL DE NATALIDAD
Es un tema sumamente polémico y agregaría que es muy delicado, ya que se puede fácilmente mal interpretar lo que uno opina.
08/12/2018 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->