LA LEY DEL ACOMODO

Escrito por El Bocón en la sección Nacionales.

Publicado el 02/12/2018 22:48:01
LA LEY DEL ACOMODO

Los políticos uruguayos son unos verdaderos privilegiados; no hay dudas que ellos se hacen las leyes con una especial “sensibilidad” especialmente cuando los temas los afectan a ellos mismos. Y con ese espíritu ha nacido la ley 15.900 en su artículo 5to, el cual establece que textualmente establece “Derógase el artículo 67 de la llamada Ley Especial Nº 7, de 23 de diciembre de 1983. Sustitúyanse los numerales 2) a 4) del literal C) del artículo 35 del llamado Acto Institucional Nº 9, de 23 de octubre de 1979, por el siguiente texto:

 

"El cumplimiento de ochenta puntos entre edad y servicios para los titulares de los cargos políticos o de particular confianza siempre que se hubieren computado, en forma continua o alternada, tres años en el desempeño de dichas funciones.

 

A los fines de esta norma se consideran cargos políticos o de particular confianza, los declarados tales por leyes nacionales, así como los de miembros de las Suprema Corte de Justicia, Tribunal de Cuentas, Corte Electoral, Tribunal de lo Contencioso Administrativo, Fiscal de Corte y Procurador General de la Nación, Procurador del Estado en lo Contencioso Administrativo, titulares de cargos públicos en virtud de elección directa del Cuerpo Electoral, Ministros y Subsecretarios de Estado, Director y Subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Secretario y Prosecretario de la Presidencia de la República y Directores de Entes Autónomos y Servicios Descentralizados.

 

 Los titulares de los referidos cargos que no hubieren configurado causal jubilatoria anticipada al momento de desvinculación de los mismos, tendrán derecho a percibir durante un período equivalente al triple del que ocuparon aquellos y hasta un máximo de tres años a contar desde la fecha del cese en los mismos, un subsidio equivalente al 85% (ochenta y cinco por ciento) del total de haberes del cargo en actividad. Dicho subsidio estará sujeto a montepío, será servido por el organismo donde se hubieran prestado tales servicios y el período de su percepción se computará a todos los efectos como tiempo trabajado".

 

LOS PRIMEROS SERÁN LOS MAS PRIVILEGIADOS

Insólita es la concepción de esta ley donde se contempla que muchos cargos de confianza y políticos estuvieran 3 años cobrando el 85% del sueldo y que como si esto fuera poco, este subsidio, que lo pagamos todos los uruguayos con los impuestos, se computa “como tiempo trabajado” o sea que habilita a la causal jubilatoria.

Luego con la ley 16.195, ante la insolencia de estar 3 años cobrando por haber ostentado un cargo de relevancia, se modificó el texto de la siguiente manera: “Los titulares de los referidos cargos que no hubieren configurado causal jubilatoria anticipada al momento de desvinculación de los mismos tendrán derecho a percibir durante un período equivalente al triple del que ocuparon aquellos y hasta un máximo de un año a contar desde la fecha del cese en los mismos, un subsidio equivalente al 85% (ochenta y cinco por ciento) del total de haberes del cargo en actividad. Dicho subsidio estará sujeto a montepío, será servido por el organismo donde se hubieran prestado tales servicios y el período de su percepción se computará a todos los efectos como tiempo trabajado. El reingreso a la Administración Pública del beneficiario significará el cese automático del derecho a continuar percibiendo el subsidio".

 

MIENTRAS HAY QUE SER MANDRAKE PARA JUBILARSE

Mientras en el futuro de Uruguay habrá una inexorable explosión social, ya que nuestro país es de una muy baja tasa de natalidad, hay un aumento casi nulo de la población; pero sin embargo quienes más se reproducen son los que están marginados de la sociedad, los que trabajan informalmente.

Hay proyecciones que dicen que con este régimen jubilatorio, habrá millares de uruguayos que no podrán llegar a la cantidad de años requeridos para ello.

Sabidas son las peripecias que tienen que hacer miles de uruguayos para juntar añitos tras añitos de trabajo; con algunas empresas que se han ido o ya no existen más, con testigos y cientos de requisitos. También es sabido como tratan a los pobres viejos cuando se presentan en el BPS; porque la mayoría de los empleados los hacen sentirse una verdadera lacra de la sociedad.

El FMI vaticina que Uruguay tendrá problemas por el gran peso de sus pasividades y es por eso que se aprieta el cinturón haciéndole el mandado al FMI todos los gobiernos que han pasado desde que salimos a la Democracia y cuando digo todos, es todos, incluido éste...

Pero los señores políticos y jerarcas de turno, se les cuenta el tiempo que recibieron el subsidio, como tiempo trabajado; ¡increíble! Estos mismos señores luego hacen discursos pidiéndole a la población que sea responsable y que el Estado no puede resolver todas las necesidades de la gente. ¡Qué caraduras!

Pero hay otra injusticia que no tiene perdón, porque la Justicia Social no solo debe ser un concepto abstracto al cual referirse en épocas electorales, sino que hay que aplicarla con medidas que beneficien a los que menos tienen. Y la otra injusticia que consagran estas leyes para los privilegiados, es que estos señores reciben el subsidio del 85% del total de sus haberes por quedarse sin trabajo; pero la mayoría o el total de ellos son personas relacionadas al poder y al mercado laboral, muchos de ellos profesionales universitarios, ¿necesitan un año ser subsidiados para vivir?

Estos señores aparte del subsidio, pueden seguir trabajando por la cuenta, facturando haciendo todo lo que el comercio y las profesiones liberales le permiten. Al tiempo que cualquier obrero uruguayo o empleado que se quede sin trabajo tiene escasos 6 meses para estar en el Seguro de paro; luego que lo devore el mercado laboral y que se defienda como pueda. ¡Y ojo con hacer alguna changa mientras esté amparado en el Seguro!

Tanta injusticia y descaro son indignantes, tanta sensibilidad para los que hacen las leyes y tanta rigurosidad para los que no tienen amparo, es propio de gente que se preocupa por perpetuar su bienestar personal.

Estos señores que crean estas leyes y se benefician de las mismas, no tienen ningún ideal, más que mantener el poder entre los poderosos de la forma más perpetua y ventajosa posible. Son rivales filosóficos de nuestro prócer Artigas, que nació rico, vivió entre los pobres y murió olvidado pensando en sus paisanos, indios y negros...

 

 

También le podría interesar

JUBILADOS SIEMPRE CASTIGADOS
Debo confesar que me motivó mucho escribir esta columna de opinión, el haber visto en el programa de televisión “Esta boca es mía”, donde el tema principal...
04/12/2018 Leer
CONTROL DE NATALIDAD
Es un tema sumamente polémico y agregaría que es muy delicado, ya que se puede fácilmente mal interpretar lo que uno opina.
08/12/2018 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->