BRASIL VOTÓ CONTRA LA IZQUIERDA Y HABRÁ SEGUNDA VUELTA

Escrito por Jorge Bonica Sierra en la sección Internacionales.

Publicado el 07/10/2018 23:00:37
BRASIL VOTÓ CONTRA LA IZQUIERDA Y HABRÁ SEGUNDA VUELTA

Recién se empiezan a conocer cifras oficiales de las elecciones en Brasil y ya se puede avizorar una gran derrota de Lula, Dilma y todo el progresismo de nuestro país vecino.

Jair Bolsonaro con el 46,2% de los votos, es el gran ganador de la jornada eleccionaria, representante de la ultra derecha que fuera apuñalado hace unos pocos días en un acto.

Fernando Haddad, el elegido por el PT para reemplazar a LULA que está preso por corrupción, logra un 29,1% del electorado.

Ciro Gómes con un 12,5% en tercer lugar.

Habrá segunda vuelta que será en tres semanas entre los dos primeros.

Eduardo Bolsonaro, hijo del candidato presidencial Jair Bolsonaro, se convirtió en el diputado federal más votado de la historia de Brasil al obtener 1.814.443 votos en los comicios de hoy a la Cámara Baja, según los resultados oficiales con un 98,28 % del censo escrutado.

Eduardo, de profesión Policía Federal y candidato en San Pablo por el Partido Social Liberal (PSL), que lidera su padre, intentaba la reelección para un segundo mandato en la Cámara de Diputados brasileña tras ser elegido en los comicios de 2014.

Lo más resonante fue la derrota de Dilma Rousseff, quien quedó cuarta en los comicios para senadores por el estado de Minas Gerais, ya sin posibilidades de obtener un escaño.

Los principales comentarios de analistas, dan casi como un hecho que en la segunda vuelta Bolsonaro obtenga un cómodo triunfo, cosa que no comparto, hay mucho por negociar con sus múltiples rivales de hoy.

Jair Bolsonaro no es un personaje nuevo en la política brasileña. Tiene 63 años y es diputado federal por Río de Janeiro desde 1991. Había ganado cierta fama en 1986, cuando era capitán del Octavo Grupo de Artillería de Campaña y escribió en la revista Veja un artículo en el que reclamaba por los bajos salarios militares.

Fue arrestado por insubordinación, pero el Superior Tribunal Militar lo absolvió dos años más tarde. Así concluyó su carrera castrense y comenzó la política, aunque casi siempre en los márgenes del sistema. Como en Brasil se puede votar a candidatos individuales en las elecciones legislativas, su discurso de extrema derecha le alcanzaba para renovar su banca con el voto de los cariocas más conservadores, pero no para ser una figura relevante.

Cobró mayor visibilidad a partir de 2003, con la llegada a la presidencia de Lula da Silva, de quien fue un opositor radical. Ese mismo año protagonizó en los pasillos del Congreso una escandalosa discusión con la diputada Maria do Rosário, del PT, que lo acusó de ejercer violencia contra las mujeres.

"No te violo porque no lo mereces", le respondió Bolsonaro en un cruce registrado por las cámaras de televisión. Ante los gritos de indignación de la legisladora, la empujó y cerró la discusión llamándola "vagabunda" (prostituta). Diez años más tarde volvió a decirle que no la violaba porque era fea y el Superior Tribunal de Justicia lo condenó a pagarle una indemnización de 3.000 dólares.

La teoría indica que no hay vuelta atrás de agresiones de esa envergadura, así que no podía tener mucho futuro. Sin embargo, ocurrió exactamente lo contrario. Desde 2016, con el agravamiento de la crisis política y judicial que terminó con la destitución de Dilma Rousseff, y con altos dirigentes del PT y del MDB presos por corrupción, pasó de la periferia al centro de la escena política brasileña.

"Para entender el fenómeno Bolsonaro es importante analizar el contexto brasileño de los últimos años. Desde las manifestaciones de 2013, el tema de la corrupción ha sido muy enfatizado por los medios de comunicación y, a pesar de que se informa que muchos políticos se involucraron en estos esquemas, los medios y el propio Poder Judicial han recalcado el papel del PT. La crisis social, junto con la crisis económica y política, llevaron al impeachment de Rousseff en 2016. Esto aumentó el sentimiento de insatisfacción con la política y, particularmente, con los políticos, abriendo espacio para liderazgos personalistas y populistas"

Fuente Infobae.-

También le podría interesar

LA CULPA ES DE MAURICIO MACRI POR NO IMPONER QUE SE JUEGA EN BUENOS AIRES O NO SE JUEGA
River Boca en España: Durísima editorial de una periodista española, pero totalmente cierto.
09/12/2018 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->