MIENTRAS BARRERA, LOS DIRIGENTES Y LOS GERENTES SEAN INEFICIENTES, SEGUIRÁN LOS FRACASOS VERGONZOSOS

Escrito por Fulbito en la sección Deportes.

Publicado el 07/08/2018 23:28:39
MIENTRAS BARRERA, LOS DIRIGENTES Y LOS GERENTES SEAN INEFICIENTES, SEGUIRÁN LOS FRACASOS VERGONZOSOS

 

Paranaense desnudó la realidad de Peñarol, puso en evidencia lo que lamentablemente venimos diciendo hace mucho tiempo.

Es muy sencillo buscar entre los jugadores las “cabezas de turco” cuando se recibe una derrota por goleada e eliminación de la Copa Sudamericana en su propio estadio.

Pero no voy a arrancar para ese facilismo de analizar los malos rendimientos de los jugadores, que los hubo sin duda, voy a analizar los gruesos errores conceptuales y deportivos de la dirigencia y los funcionarios que tienen responsabilidades.

El primer gran responsable es el presidente Jorge Barrera, que no tomó aun conciencia que ser el presidente de Peñarol no es ser presidente de una ONG de ayuda al prójimo.

Barrera quiere mostrar un perfil diferente como presidente de Peñarol, pretende ser justo y bueno, solidario y ayudar a una escuelita con dos pelotas de fútbol.

Alguien que le diga a Barrera que si quiere tener esas actitudes se equivocó de postulación a presidente de Peñarol, que está sentado en la silla eléctrica y que en esto del fútbol profesional todo es por PLATA.

Mientras busca prensa apareciendo con el niño que visita el Estadio Campeón del Siglo por primera vez y el chico cumple su sueño de ingresar al campo de juego de la mano del capitán aurinegro; no le renueva el contrato al Cachila Arias, deja ir a Palacios por dos mangos, tiene a Varela entrenando para irse y trae a un muchacho muy educadito a dirigir el primer equipo que no sabe nada.

En Peñarol hay más gerentes que en el Banco República, y resulta que van a buscar a López a Italia porque creen conveniente que a Peñarol lo haga jugar “a la europea”.

¿A la europea? Seguramente el sueño de Gonzalo de los Santos es imponer todo lo que aprendió en Europa durante 12 años, pero que alguien le avise que estamos en el tercer mundo, que esto es Uruguay.

Dejan ir a palacios y vuelven a contratar a Maximiliano Rodríguez. Gana un disparate, es un ex jugador y además no pasa nada con él, nunca en su más de un año que intenta jugar en Peñarol ha hecho algo importante, nada de nada, hibrido, sin protagonismo, sin liderazgo.

A “Maxi” hay que ofrecerle irse ya mismo, y que devuelva lo que ha cobrado en los últimos meses. Si es tan buena gente como aseguran quienes lo conocen, es un buen momento para demostrarlo y que no haya que decirle que se vaya, que se vaya solo.

A Viatri tampoco habría que tenerlo por más que meta, que corra; no deja de ser un tronco. Un 9 que no le hace un gol ni al arco Iris, que será buen tipo como le gusta a Barrera, pero no jodan muchachos, traigan un jugador de verdad. Palacios es 100 veces más jugador y goleador que Viatri y el argentino gana el doble de lo que ganaba Palacios.

¿Freitas? ¿Es este muchacho una adquisición o una imposición de un contratista?

¿Carlos Matheu? Es un veterano zaguero argentino que viene a Peñarol porque es amigo y jugó con el técnico.

Nunca fue excelente como por lo menos fue Maxi Rodríguez, fue del montón, pero lo trajeron y le pagan un salario que asusta.

¿Quién dice cuanto tiene que ganar un jugador de Peñarol?

Mientras tanto están destruyendo a un juvenil extraordinario como lo es Canobbio.

Franco Martínez y Rodrigo Rojo no pueden ni atarle los zapatos a Canobbio.

¿Por qué está bajo? ¿Bajo? No, Canobbio no está bajo, lo hacen jugar en puesto que no es el suyo, transforman a un excelente DELANTERO en un segundo lateral.

Cualquiera que sepa un poquito de fútbol sabe que Canobbio es delantero y goleador, pero en Peñarol con la locura de jugar con dos líneas de cuatro, un media punta y un pobre loco muerto de frío adelante, lo que logra es emparejar con su rival así sea Paranaense o Danubio.

Peñarol perdió la mística, no mete miedo a nadie, se regala en cualquier cancha y lo peor es que no juega a nada.

Ramos era igual, defender, correr, marcar, tirarse al suelo, trancar con la cabeza, de punta para arriba y si se puede de un centro a la olla hacer un gol de cabeza.

Este muchacho López no sabe ni donde está parado, y los dirigentes ya están de campaña electoral para dentro de dos años.

Es mentira que están unidos, ese verso que Peñarol era un club presidencialista y ahora no, es muy difícil de digerirlo, es mentira.

Peñarol está dividido, con un  presupuesto del primer mundo y con un plantel para pelear con pocas posibilidades el campeonato uruguayo.

“El Cebolla” ha jugado de volante lateral por izquierda, luego lo pasaron de doble cinco, ahora de media punta atrás del único delantero.

“El Cebolla” es volante por izquierda, no inventen más, no le pidan que sea el salvador.

Derrota que es vergonzosa ante este mediocre equipo de Brasil. Tendría que tener consecuencias lógica, pero no, seguro que hacen declaraciones que hay que dar vuelta la página y Barrera seguirá recorriendo escuelas, pidiendo alimentos perecederos para donar y creyendo, reitero, que llegó a Peñarol para crear la Acción Solidaria, cuando en realidad alguien debe avisarle que llegó a la picadora de carne más grande del país.

 

Kevin Dawson: ¿Qué más puede hacer este joven arquero? Si la defensa es tétrica.

 

Giovanni González: Pobre muchacho, vino a Peñarol porque se destacó ampliamente en River como Volante por derecha y termina siendo lateral. Fuera de puesto.

 

Fabricio Formiliano: Titular, personalidad, hace lo que puede.

Carlos Rodríguez: Este muchacho me gusta, si bien se desordena, mete y tiene personalidad como para jugar en Peñarol, para mí titular.

 

Lucas Hernández: Siempre bien, correcto, sobrio y mucha personalidad.

 

Fabián Estoyanoff: ¿Alguien lo dejará ser delantero? ¿Alguien le permitirá desbordar por la derecha y no inventarle funciones que lo desgastan? Titular indiscutido, no puedo verlo en el banco de suplentes y a Franco Martínez de titular, no, una barbaridad.

 

Guzmán Pereira: Aquí con Guzman voy a decir algo. Peñarol NO DEBE JUGAR CON UN DOBLE CINCO. Tiene que jugar con un cinco delante de sus zagueros y Pereira no es cinco.

 

Gonzalo Freitas: Quizás en Cerro, en Bella Vista o algún otro equipo menor pueda ser el capital, en Peñarol no puede jugar.

 

Rodrigo Rojo: Para algunos periodistas deportivos Rojo es Messi ahora. No jodan, es un mediocre lateral, metedor, que cuando Lucas esté suspendido quizás pueda jugar.

 

Cristian Rodríguez: ya lo dijimos, es el mejor, hay que cuidarlo por su físico, pero su puesto es por la izquierda, no hay que inventar nada, solo colocarlo en el puesto que jugó toda la vida.

 

Lucas Viatri: los periodistas deportivos dicen que “la baja bien”, de ahí no salen. No le hace un gol ni al arco Iris, es de madera, no es 9, y no es jugador para Peñarol. Y dejaron ir a Palacios.

 

PEÑAROL 1:4 ATLÉTICO PARANAENSE

Cancha: Estadio Campeón del Siglo. Jueces: Mauro Vigliano, Julio Fernández y Lucas Germanotta (Terna de Argentina).

 

 

PEÑAROL: Kevin Dawson, Giovanni González (46′ Franco Martínez), Fabricio Formiliano, Carlos Rodríguez, Lucas Hernández, Fabián Estoyanoff, Guzmán Pereira, Gonzalo Freitas, Rodrigo Rojo (66′ Ignacio Lores), Cristian Rodríguez y Lucas Viatri (79′ Darwin Núñez). 

Director técnico: Diego López. 

Suplentes: Thiago Cardozo, Carlos Matheu, Agustín Canobbio, Maximiliano Rodríguez y Darwin Núñez.

 

ATLÉTICO PARANAENSE: Santos, Jonathan, Zé Ivaldo, Leo Pereira, Renan Lodi, Bruno Guimarães, Luis González, Marcelo Cirino (56′ Nikao), Raphael Veiga (79′ Guilherme), Marcinho y Pablo Felipe (69′ Bergson). 

Director técnico: Tiago Nunes. 

Suplentes: Felipe Alves, Bruno Nazario, Camacho y Rosseto.

GOLES: 6′ Leo Pereira (AP), 51′ Marcinho (AP), 62′ Cristian Rodríguez (P), 67′ Nikao (AP), 90′ Bruno Guimarães (AT).

Tarjetas amarillas: 45′ Pablo Felipe (AP).

Partido de ida: Atlético Paranaense 2:0 Peñarol.

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


-->