¿QUIÉN RESISTE EL ARCHIVO DE EL BOCÓN?

Escrito por El Bocón en la sección Política.

Publicado el 28/04/2018 10:45:46
¿QUIÉN RESISTE EL ARCHIVO DE EL BOCÓN?

Hoy iniciamos una nueva sección en nuestro Portal. Es popular que nadie resiste un archivo y como el de nuestro semanario es muy amplio, vamos a colocar aquí tan solo entrevistas (una por día) realizadas a lo largo de estos 19 años de existencia.

Podremos leer lo que nos dijeron muchos políticos a lo largo de los años, sus promesas; así como también cientos de personas que se expresaron con absoluta libertad. Cuando pasa el tiempo, las cosas cambian y muchas veces las personas cambian.

A disfrutarlas e interpretarlas.

Está prohibido reírse.

 

“LACALLE ME DEBE Y NO ME PAGA”

 

Díganos su nombre completo.

Gustavo Hernández Cansantti

 

¿Por qué vino a El Bocón, como se enteró de que existimos?

Bueno, porque es un periódico prestigioso, que está teniendo mucha fuerza, y la verdad es que quería denunciar lo que me pasó a mí.

 

Cuéntenos que le pasó. Hemos visto algunas notas hace tiempo en otros medios, donde usted le reclama un dinero nada menos que al doctor Lacalle ¿Es así? ¿Cómo se relaciona usted con Lacalle?

Yo tenía un puesto de venta de artículos de talabartería, mates, materas, todo lo que son cosas gauchescas, en Colonia y Convención.

El Doctor Lacalle pasaba asiduamente por ahí, porque tenía la sede del Herrerismo en Mercedes 911, esquina Convención. Iba para Ímpetu Publicidad.

Un día pasó, y levantó un mate, iba con el ex secretario Nicolás Martínez, que ahora se fue del lado de él, y me dijo “Mi amigo, qué lindos mates tiene usted”, y se fue.

Cuando a la media hora retorna el secretario, y me dice que el Doctor Lacalle me había citado a las 5 de la tarde en su despacho de Mercedes 911.

 

¿No lo había tratado personalmente antes de esto?

De ninguna manera, lo conocí en mi puesto de trabajo. Está mi mamá de testigo. Tengo 30 testigos de esto. Él me vino a hacer el pedido a mi puesto. Él levantó el mate y me citó en su despacho de Mercedes 911.

 

¿Fue a las cinco de la tarde?

Fui, y fui con el fotógrafo, que es testigo, y sacó cuatro fotos (una de las cuales se ve en una de las fotos de la entrevista). Fuimos, tocamos timbre y me hace pasar por la puerta grande. Cuando llegamos al primer piso, nos atiende una secretaria llamada Patricia, actualmente creo que todavía es secretaria de el Herrerismo. Y ahí me pregunta si yo iba a ver al Jefe, y yo le digo que no, que el Jefe me quería ver a mí, que yo no tenía Jefe ninguno.

Ahí me hizo pasar al despacho, y me dijo, “Mi amigo, cómo le va, quería hablar con usted porque me gustaron sus mates. Y tengo interés de que usted me haga, me talle la inscripción “Presidente Lacalle” 1600 mates”. Me pidió que yo le hiciera un precio.

Entonces yo en ese momento llamo a la empresa, Matebom, hablo con el italiano, el dueño, y le pregunto qué precio le hacemos al Dr. Lacalle.

 

¿Usted llamó de ahí mismo?

Exacto, de allí mismo. Entonces el italiano me dijo que le hiciera 45 pesos redondos –todo completo, con el grabado incluido-, pero el Doctor Lacalle me ofreció 50 pesos más el IVA, y que me iba a mandar para que me ayudaran comercialmente, a los Diputados y Senadores, que nunca aparecieron. Me los iba a mandar para que me compraran más. Nunca vi a nadie.

 

¿Usted fue con un fotógrafo?

Si, ya que iba me quería sacar una foto, que se ve en estas páginas.

 

¿Usted era partidario del Partido Nacional, o se quería sacar una foto porque era un ex Presidente?

Le explico, nosotros somos desde el nacimiento blancos, porque nuestro padre tuvo Club con Wilson y Dardo Ortiz, pero nunca pensé que Lacalle me fuera a decepcionar tanto como me decepcionó.

Después de que arreglamos precio y todo, me dijo que sí para sacar la foto, y me preguntó dónde quería sacármela, si en la Bandera o en el Salón Grande. Fue en la Bandera, y me saqué cuatro fotos con él. Inclusive él me las autografió, y dicen Enero del 99, la fecha en que me hizo el pedido de los mates.

 

En la audiencia de conciliación, los abogados de Lacalle manifestaron que la historia no fue así, sino que usted fue a venderle mates, no en una oportunidad sino en varias, y dan a entender que al principio le compró un poco por lástima, y que usted abusó de esa primer compra para seguir llevándole mates, hasta que abusó demasiado y le dijeron “No traigas más”.

Eso no es así. Primeramente yo nunca vi lo que sucedió en el Juzgado con la audiencia de conciliación. Porque un Magistrado como el Juez Santa Rosa Spagnuolo, que lo sacaron de Canelones, que era Juez Penal y lo pasan de Juez de Paz departamental de 32º turno en 18 y Roxlo, antes de entrar a la audiencia tienen que llamar a “Lacalle contra Hernández” y llaman sólo a “Hernández”. Cuando yo llego con mis abogadas los abogados del Doctor Lacalle estaban adentro hablando con el Juez, ANTES DEL LLAMADO.

Ahí yo olfateé que eso estaba comprado. Que Lacalle compra a los jueces. Porque todo queda archivado acá, usted fíjese, estamos con los mates, pero cuente: el Banco Pan de Azúcar, al fiscal Barrios, que estaba por cortarle la cabeza a Lacalle, lo sacaron de Fiscal de Corte y lo pusieron de Fiscal de Aduanas, todo queda tapado.

Volviendo a los mates, en la audiencia, el Juez cuando se va a sentar, me dice que tengo que dejar sin efecto el caso.

Resumiendo, cuando me llaman, en lugar de hacerlo como “Hernández contra Lacalle”, como sucede en estos casos, dicen sólo “Hernández”, los abogados de Lacalle ya estaban hablando con el Juez cuando yo entré con mis abogadas, y lo primero que me dice el Juez es, rotundamente, que tengo que dejar sin efecto la causa.

Agrega que esto no iba a tener andamiento, porque no tenía la firma del Doctor Lacalle, no tenía la firma de quien recibió los mates.

Ahí hicimos el acta con la Abogada, y nos retiramos. Y yo no lo demandé al Doctor Lacalle, lo puedo demandar ahora en cualquier momento. No es que se fue a la Justicia y ésta archivó, no falló a favor de nadie.

Simplemente no se hizo la conciliación. Yo el dinero mío lo quiero cobrar, yo trabajo para que me paguen lo que es mío. Y yo no quiero ni un peso más ni un peso menos de este señor soberbio y arrogante y vanidoso, como el Doctor Lacalle.

Son 49200 pesos que él me debe porque él me pidió los mates.

 

¿De entrada le pidió 1600 mates, y le dijo que se los iba a pagar 50 en lugar de 45?

Si, y me dijo que le trajera las boletas al Contador Nemer. Yo a el Contador no lo conozco, nunca lo vi. Cuando iba a llevar los mates, que fue en tres etapas: una entrega de 150 mates, que le encantaron, 650 mates después, y la última entrega de 800 mates.

La entrega de 150 y la entrega de 650 me las pagó el Ingeniero Carlos Cat. Excelente persona, no tengo absolutamente nada que decir del Ingeniero Carlos Cat. Pero quedó la última de 800.

 

¿Cómo se lo pagaban? ¿Lo entregaba ahí mismo en Mercedes 911?

No. El tema es que hay gente del Herrerismo que no sabe los pedidos que hace el Doctor Lacalle, vio cómo es la cosa.

 

¿Usted hizo más de una factura entonces?

Seguro, varias.

 

Entonces vamos a la primera, usted entrega los mates y ¿se lo pagan en el momento?

No, en el momento no, me lo pagaron a los 30 días, casi al mes. Fui pila de veces, y todavía fue mi mamá, hasta que un día me lo pagó el Ingeniero Cat, me firmó un cheque que lo cobré en el Banco República de 18 de Julio y Julio Herrera y Obes.

 

¿El cheque era personal de Carlos Cat?

Sí, decía Carlos Cat, y estaba con la firma de él.

 

¿Qué pasó con los otros 650?

Con los 650 mates pasó que se entregaron, y eso era una suma de 31.970 pesos, también me los pagó el Ingeniero Carlos Cat. También como al mes me lo pagó. El pago nunca fue contra entrega.

 

¿El Ingeniero Cat se lo pagaba de buena gana, o hacía algún comentario sobre los pedidos de Lacalle?

El Ingeniero Carlos Cat, cuando le fui a cobrar la segunda boleta, me dijo que los pedidos que hacía Lacalle los tenía que pagar Lacalle, porque él no sabía la cantidad de mates que Lacalle había mandado hacer. Eso fue lo que dijo él.

Pero los mates estaban hechos, repartieron mates por todos lados, hasta me dijeron a mí fuentes herreristas que él repartía en el Interior un mate con una lista, para las internas de Abril del año 99.

 

¿Entonces la segunda vez usted captó algún desacuerdo del Ingeniero Cat para seguir pagando los mates?

Sí, sí. Pero me hizo el segundo cheque, igual que el otro, en el mismo Banco, firmado por él. Ahora quedó la última boleta.

 

Después que cobró esa plata, ¿usted hizo la última entrega?

Si, y yo la última entrega la hice, traje el primer flete, pero ya con el problema que había tenido anteriormente, para cobrar la segunda boleta, quise hacer firmar la boleta. Y me recibió el casero de Mercedes 911, que se llama Juan Carlos, entonces me dice que él no puede firmar la boleta porque él no tenía orden de firmar nada. Y tampoco que había recibido los mates.

Y yo ahí le dije que como yo venía con el flete, no iba a volver para atrás, entonces subimos las bolsas. Arriba estaba una de las Secretarias, que abrió la puerta para meter los mates al costado de las banderas, en el despacho del Dr. Lacalle.

Ahí viene el problema. Como no estaban autorizados a firmar, yo me llevo la boleta confiado en el Doctor Lacalle, pensando que era una persona honesta, y después empiezo a corretear para cobrar.

Ahí Cat dijo que los mates de Lacalle los pagara él. Dejo pasar las internas, al mes de haber pasado las internas del 99, lo llamo al Doctor Lacalle a su despacho, el teléfono era 903 13 03, y me atiende él y le digo “Doctor Lacalle, le habla Hernández, el Señor de los mates”, y ahí me contestó “Usted no tiene nivel para tratarme a mi”, eso fue lo que me contestó, y me colgó el teléfono.

Y desde ahí nunca más le pude cobrar a nadie. Estuve haciendo gestiones ahora con dirigentes del Herrerismo, para ver si me pueden pagar lo mío, pero como ninguno quiere pagar nada, yo lamentablemente tengo que venir a la prensa.

 

Usted estuvo con Gandini, cuéntenos esa experiencia.

Sí, es vecino mío, vive a cuatro casas de mi edificio. Le comenté de los mates, como le comenté a tanta gente. Le pedí un consejo a Gandini, a ver si me podía ayudar para cobrar los mates.

El me dijo “Agarrado a trompadas”, textuales palabras me dijo “Cagalo a trompadas”. O sea que ya ve que clase de personaje es Lacalle.

 

¿Usted que va a hacer a partir de ahora? Usted puede perjudicarlo a Lacalle yendo a la prensa, pero usted no cobra...

Por intermedio de su prestigioso Semanario, le voy a decir al Doctor Lacalle que yo me voy a encadenar enfrente a la casa de él, y voy a llamar a toda la prensa, oral y escrita. Para que vengan y vean. Hasta que él me pague lo que me debe.

Me voy a encadenar y voy a hacer huelga de hambre, hasta que me pague lo que me debe a mí. Porque él no me conoce a mí. Yo soy una persona honesta y de trabajo, y él deja bastante que desear.

 

Gustavo, agradecemos su confianza en nuestro Semanario. Nosotros intentaremos contactar al Doctor Lacalle para que los lectores puedan conocer las dos campanas.

Yo le agradezco, le repito. Yo tengo un hermano que tiene cáncer en los pulmones, y yo el dinero lo necesito. Las cosas que yo trabajo y hago, quiero que me las paguen, no le regalo nada a nadie.

Ahora, si el Doctor Lacalle está acostumbrado a hacer eso con la gente, yo pregunto, si él hace esto con 49.200 pesos, ¿qué hará siendo Presidente de la República si le ponen 100.000 dólares al lado? Yo la verdad que no lo voto ni para Presidente de un Club de Bochas.

 

Nota: Finalmente Lacalle Pagó. Se realizó una audiencia conciliatoria y le hicieron un ofrecimiento al matero económico que no era la cifra adeudada y este hombre aceptó.

También le podría interesar

SI RAULITO ABRE LA BOCA, VARIOS VAN EN CANA
Seguramente a Mujica y la Topolanski les costó mucho pero lo hicieron; fueron a apoyar a Raúl Sendic en su futura candidatura a senador.
12/10/2018 Leer
OTRO ESCÁNDALO PROTAGONIZADO POR UN POLÍTICO DEL HERRERISMO
El Escribano Zoulamian fue el primer suplente en la lista de diputados de la línea del Herrerismo, específicamente del Diputado Penades.
13/10/2018 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->