MAESTROS ERAN LOS DE ANTES

Escrito por Jorge Bonica en la sección Sociedad.

Publicado el 12/04/2018 10:43:10
MAESTROS ERAN LOS DE ANTES

Cuando llega el momento de comenzar las clases en Primaria y Secundaria parecería que siempre ocurre lo mismo. Si leemos los titulares de los diarios de esta época, del año pasado o del anterior, nos encontramos con la misma temática año atrás año.

Las autoridades de la enseñanza salen a los medios a explicar porque causas aún hay decenas de escuelas y liceos que no están en condiciones  de comenzar las clases, porque el arreglo, mantenimiento o reformas que han estipulado, aún no están culminadas. En realidad parece una broma pero no lo es, se trata simplemente de la inoperancia e ineptitud que tienen las autoridades que manejan ese tema. La burocracia del Estado hace el resto, ya que en la ciudad de Minas ocurrió que para una escuela, se donaron los materiales con la finalidad de construir tres salones más de los que contaba. La comisión de la escuela con sus padres de protagonistas salió a pedir colaboraciones y lograron todo el material necesario para poder realizar la obra que les permitía a muchos niños de esa zona, ingresar a la misma, ya que el año anterior habían quedado más de 50 niños sin poder concurrir a la institución. Los materiales llegaron al predio escolar, pero lo que no llegó fue el trámite administrativo para que Primaria mandara la mano de obra necesaria para construir los salones. Esto hizo que un caos se produjera y se abrieran inscripciones en esa escuela, contando con los nuevos salones que se debían construir. Así pasaron los meses de diciembre, enero y febrero, en un simple trámite burocrático administrativo y lógicamente que cuando llegó la orden de disponer en el presupuesto de tres personas para levantar las paredes, las clases ya habían comenzado.

Nosotros mismos vimos como las maestras daban clases a la intemperie en el predio de esa escuela debajo de la sombra de un paraíso, con un pizarrón que allí colgaban. Esa es la inoperancia e ineptitud que hablábamos al comienzo de este editorial.

Recuerdo aún las palabras del entonces Presidente Tabaré Vázquez en la explanada del Palacio Legislativo, en uno de los discursos más esperanzadores que escuché en mi vida, cuando se refirió al capítulo de la enseñanza, hizo especial hincapié en que se trataba en la base fundamental de los uruguayos y en especial la seguridad de todos nosotros.

También recuerdo cuando el Presidente José Mujica repetía en sus discursos: enseñanza, enseñanza, enseñanza…

Lamentablemente muchos presidentes han pasado desde la vuelta a la democracia en 1985 y todos ellos llegan con la idea fija de darle mejor presupuesto a la Enseñanza, mejores maestros, mejores profesores, para dignificar la tarea que definen como de tremenda importancia en la formación de nuestros niños, jóvenes y adolescentes.

Se han logrado muchos mejores presupuestos, lo que asegura tener dinero fresco para realizar toda la tarea que implica toda la enseñanza en el Uruguay, pero lamentablemente algo está fallando, que no se pueden concretar los objetivos. Año tras año, se llega al inicio de las clases con protestas desde el primer día.

La calidad de la enseñanza es muy mala y como nací en la década del 50, puedo decir con propiedad cuales son las diferencias notorias de aquella enseñanza de las décadas del 50 y 60, a estas que hoy estamos sufriendo.

Les aseguro que también las maestras y maestros de aquellos años ganaban sueldos miserables, eran fruto de la vocación que tenían, que lo llevaban a estudiar magisterio. Muchas veces escuché a mis mayores conversar entre ellos y contarse que una de sus hijas quería estudiar magisterio y el otro le decía: ¡qué pena, nunca va a poder lograr una buena base económica siguiendo esa carrera!. Pero lo hacían porque amaban esa profesión, porque tenían una vocación que se asemejaba no solo a una maestra, sino a una segunda madre. Estaba más allá su deseo de servir, que la retribución que recibían a fin de mes. Y esa vocación hacía que su enseñanza, el día a día con sus alumnos, se transforme prácticamente en un acto de amor.

Hoy con más de 60 años sigo recordando el nombre y veo imaginariamente la figura de todas mis maestras de Primaria. Recuerdo cada uno de sus consejos y enseñanzas, porque nosotros los alumnos, sentíamos el amor que nos dispensaban y lográbamos amar a nuestros maestros.

Eso no se logra con un sueldo a fin de mes, sino que se logra con una vocación y un sentimiento que se lleva en el corazón.

El año pasado, me contaba mi hijo adolescente que el profesor en la clase tomaba mate y cebaba para sus alumnos. Lógicamente que a mi hijo le parece bien, se trata de un compañero más y no de un profesor. Se he perdido la vocación y lo más importante que sentíamos por nuestros educadores, el respeto.

Estas generaciones que han llegado en los últimos 25 años vienen con otras enseñanzas a pesar de estudiar en los mismos libros y esa diferencia la hacen pura y exclusivamente quienes les enseñan. Se ha perdido el respeto hacia los profesores y maestros y eso se ha trasladado a los propios padres de los alumnos.

La enseñanza en el Uruguay era la base de la educación y ahora es simplemente la ida periódica a una escuela o liceo.

Desde la escuela y el liceo se va a contramano de lo que los padres queremos enseñarles a nuestros hijos. No hay respeto, se han violado todos y cada uno de los límites que tenían impuestos los padres de antes. Lamentablemente hoy es más importante hacer un paro para una reivindicación que sentir el alma del alumno. Y por más bien intencionados que sean los presidentes pasados o los que vendrán ya se ha sembrado durante décadas unas semillas que ha permitido que la cosecha se haya echado a perder.

Quiero aclarar que no son todos los jóvenes los que están mal educados, que hay un porcentaje de brillantes jóvenes, que se serán los que tendrán la difícil tarea de ser los que llevarán el país adelante en el futuro; pero hay una gran cantidad de chicos que ahora humillantemente, los llaman los Ni - Ni, porque ni trabajan, ni estudian, que han germinado en ese tipo de enseñanza, que ha priorizado el salario y se ha olvidado de brindarle todo el amor y cariño que nos brindaron nuestros maestros.  

También le podría interesar

APARECIÓ MUERTO EL QUERIDO AMIGO RUSO MACHENAUD
Tristemente debemos informar que el querido amigo “Ruso” apareció muerto dentro de su coche hace una hora aproximadamente.
16/07/2018 Leer
LÓPEZ MENA A COLONIA EXPRESS: TE COMPRO O TE FUNDO
El juicio iniciado por la sociedad anónima Martiner, vinculada a Juan Carlos López Mena conforme reconoce la justicia, contra Colonia Express (Lumary S.A,), su...
13/07/2018 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->