EL ENTRENADOR DE PEÑAROL ES DEFENSIVO Y TIMORATO

Escrito por Fulbito en la sección Deportes.

Publicado el 09/04/2018 19:39:32
EL ENTRENADOR DE PEÑAROL ES DEFENSIVO Y TIMORATO

Peñarol tiene un muy buen plantel, no es una novedad descubrirlo.

Ramos ha sido beneficiado por el ex presidente Juan Pedro Damiani que tenía como una misión obsesiva irse de la presidencia como campeón.

Por eso Juan Pedro abrió la billetera y trajo cuatro o cinco consagrados como para complementar el plantel y dejarlo de lujo.

Lo cierto que tiene jugadores que van a ser titulares en el primer partido del mundial defendiendo a Uruguay, como lo son “Cebolla” Rodríguez y Guillermo Varela.

Un golero excepcional como lo es Kevin Dawson que sufrió ser suplente durante un año en forma poco creíble por compromisos de Ramos con Damiani para intentar vender al titular.

 

EL SISTEMA DE RAMOS

Cuando lo contrató Damiani a Ramos lo definió como “Un técnico que es un perro callejero”.

¿Qué quiso decir con eso?

Lo podemos interpretar como un entrenador que solo le importa ganar a como dé lugar.

Y así es, Ramos propone un 4-4-1-1 como figura táctica.

Línea de cuatro que no hay dudas en como formarla, va con Varela, Formiliano, Ramón Arias, Lucas Hernández.

Los cuatro rinden muy bien y los laterales tienen muy buena llegada al ataque.

Luego Ramos quiere un doble cinco y allí hubo varios cambios hasta que al “Cebolla” lo ubicó junto a Gargano allí y encontró la dupla ideal.

Por afuera, trajo dos juveniles, Giovanni González y Agustín Canobbio que desde los partidos de verano amistoso los probó y funcionaron muy bien dando mucha dinámica a los laterales volantes.

Luego “Maxi” Rodríguez de enganche o 9 y medio, como quieran llamarle; para dejar a Lucas Viatri de 9 de punta.

Ramos juega con un grandote de 9, de eso está convencido y la lesión de Viatri en sus ojos hizo que trajera raudamente de Racing a Gabriel “Toro” Fernández por sus características de 9 de área.

Ese es el estilo de Ramos, casi como un cuadro menor, jugando al contragolpe, preocupado en un 80% en no tener goles en contra.

Luego, encontrar circuitos por afuera para intentar llegar por las bandas con jugadores veloces.

Pero tenemos que convenir que Peñarol es un equipo de centros al área y por allí consiguió la gran mayoría de los goles.

El “Lolo” Estoyanoff le ganó a Giovanni la titularidad por la derecha, aunque ese lugar aún está en disputa.

Pero Peñarol no funciona bien, tiene fallas defensivas gruesas, se lesionó Gargano que era el motor de la media cancha y a pesar del despliegue de Guzmán Pereyra no tiene el equilibrio del “Mota”.

El “Cebolla” es de espectacular rendimiento, pero su físico no le da para mantener el ritmo los 90 minutos.

Varela luego que vino de la selección en la gira por China parece más medido en sus subidas.

El “Toro” juega diferente a lo que lo hacía en Racing.

Su fuerte no es el choque, ni tampoco gana por arriba demasiado, su destaque es arrancar de atrás y con su fuerza ir desparramando rivales en su corrida que lo hace casi imparable.

Sin embargo Ramos lo hace jugar sobre los zagueros rivales y allí queda atrapado en pocos metros lo que lo hace perder su verdadera potencia en carrera con pelota.

“Maxi” Rodríguez tiene 37 años, ya no es el mismo de sus años en la selección argentina, si bien mantiene intacta su calidad, ya no tiene ese pique corto que lo caracterizaba.

No es lanzador, ni es 9, ni es goleador; Maxi juega más atrás, en el doble cinco, pero allí no le da el físico.

Peñarol es un cuadro grande y no se explica esas estrategias defensivas del equipo para jugar frente a Rampla por ejemplo.

Si bien en la copa libertadores se puede entender, no se explica que Estoyanoff con 32 años esté marcando en el área defensiva como un defensa.

Lo mismo ocurre con Canobbio, que hoy por hoy es el mejor jugador del plantel.

Un chico que ya se le conoce, que en la selección juvenil demostró lo que es atacando.

Con velocidad y manejo y olfato de goleador.

Desperdiciado totalmente allí contra la raya y también con la obligación de primer marcar y luego si se puede llegar al área rival.

Ramos pone a varios jugadores fuera de puesto desde que llegó a Peñarol.

El tema Palacios ya no tiene explicación ninguna, nadie puede decir claramente porqué un goleador infalible como lo es no tiene la confianza de un técnico y le otorga la titularidad.

Muchos hinchas de Peñarol en rueda de boliche se preguntan qué es lo que tendrá de mal Palacios en su vida particular que no lo ponen.

¿Palacios de punta y El Toro unos metros más atrás?

¿Palacios de punta y Canobbio en el lugar de Maxi?

¿Qué pasa con Marcel Novick que está caso fuera el plantel?

La respuesta del entrenador es que es muy importante en el vestuario…

¿Estamos todos locos? Tener a un jugador sin jugar para que sea bueno en el grupo es demencial.

Estoyanoff es delantero de punta, tiene aún gran velocidad, y tiro de media distancia que no lo tiene ninguno de sus compañeros, pero si lo hacen desgastar marcando de lateral es imposible pedirle luego que haga ese desdoble de llegar con fuerza al arco rival.

Que alguien le explique al “perro de la calle” que ahora no está dirigiendo ni a Progreso ni a Danubio, que ahora dirige a uno de los equipos más grandes del mundo.

Que ahora las pretensiones son mayores y que tiene un plantel extraordinario como para enfrentar a sus rivales atacando, por lo menos contra el Torque.

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


-->