EL PRESIDENTE PERDIÓ LA LINEA Y SE MOSTRÓ TAL CUAL ES

Escrito por Jorge Bonica Sierra en la sección Política.

Publicado el 05/03/2018 12:10:48
EL PRESIDENTE PERDIÓ LA LINEA Y SE MOSTRÓ TAL CUAL ES

Sin duda que el claro incidente provocado por el presidente Vázquez con un pequeño grupo de productores rurales frente a la sede del Ministerio de Ganadería dejó en evidencia muchas cosas.

En primer lugar debemos decir que gracias a las nuevas tecnologías, todos pudimos apreciar claramente y escuchar todo lo que ocurrió en ese incidente que se pareció y mucho a una pelea de barrio de muy bajo nivel.

Debo decir, sin faltar el respeto a la investidura del presidente, que el Dr. Vázquez cayó muy pero muy bajo.

Se mostró agresivo, gritando a viva voz de igual a igual, generando con su postura asombrosa un lío que ni siquiera debió comenzar.

La bajeza presidencia a muchos les asombró, no es mi caso, conozco muy bien las reacciones de Vázquez, su soberbia que lo posiciona en el dueño de la verdad siempre.

Vázquez perdió su postura de “pastor mentiroso” para escandalizar a todos los que lo vieron con su actitud patoteril.

Incluso en varias acciones Vázquez me hizo dudar sobre si lo que estaba haciendo era una actuación con el fin de generar alguna reacción en su contra que pudiera permitir dejar muy mal parada a esta ola de reclamos del sector agropecuario.

Vázquez iba y venia, parecía que se retiraba y volvía sobre sus pasos para replicar los dichos de los productores allí presentes.

Hubo reclamos serios de muchos productores que querían finalmente explicarle al primer mandatario que las medidas que tomó el gobierno tras la reunión de Durazno son claramente insuficientes.

Fue al propio presidente que se salió del tono, creando un clima de patotero de barrio.

El presidente no perdió jamás su soberbia, no tuvo humildad para generar un diálogo, dejó nuevamente de manifiesto su imagen babosa, soberbia, tomándole el pelo a todos llegando incluso al insulto grosero como un intercambio natural entre la gente y el presidente.

Vázquez creyó que su figura calmaría a las fieras, que su carisma, su postura ganadora era suficiente para darles una especie de clase particular a esos pobres muchachos endeudados hasta la manija, con familias atrás que no puede ni mantener decorosamente trabajando decenas de horas por día.

No es la primera vez que Vázquez recurre a esa estrategia de querer aplicar el factor sorpresa que el presidente se acerque a dialogar.

Lo hizo hace un tiempo en Artigas, cuando en el auto presidencial iba desde el aeropuerto a la ciudad y se encontró con la ruta cortada por artíguenses que reclamaban por la construcción de la destruido ruta 30 con un enorme cartel que decía “ARTIGAS TAMBIÉN ES URUGUAY”.

Allí no dudó el presidente en enfrentar a la gente que cortaba la ruta a su paso.

Les prometió que la ruta se comenzaría a reparar y hasta mostrando un cinismo casi irrepetible, les dio una fecha de inicio de las obras.

Terminó aplaudido por la multitud.

Las obras comenzaron un año más tarde de la fecha que Vázquez irresponsablemente les dio y aún están muy lejos de culminar.

También en la ciudad de Florida en la fecha patria, Vázquez se encontró con un fuerte reclamo de trabajadores que estaban con la fábrica cerrada.

Vázquez hizo detener el auto a su chofer y vino sonriente a intentar dialogar con los reclamantes.

Se tuvo que dar media vuelta y volver a su auto porque se encontró con gente que no aceptaría su sonrisa y su promesa, que se paró firme ante el presidente.

Ahora intentó lo mismo, es su estrategia preferida, el factor sorpresa.

Lo que Vázquez debe entender, que ya pocos le creen, que ya se ha mostrado como un verdadero irresponsable, diciendo en el mes de setiembre del 2016 que estaban “trabajando fuertemente” para bajar las tarifas y tributos, cuando a los tres meses se decretaba un verdadero tarifazo de todos los costos e insumos al pueblo uruguayo.

¿Y se ofende porque le dicen mentiroso?

Fue un escándalo el intercambio de agravios de igual a igual que se dijeron el presidente con algunos productores.

Que el presidente quiera discutir su honradez a los gritos y que acuse de no ser honesto a su interlocutor ya es demasiado, se pareció más a un barra brava, a un loco desaforado que a un presidente de un país.

A mí personalmente me hizo sentir mucha pena por Vázquez, lo vi como si no estuviera en sus cabales, perdió totalmente su investidura y el honor que representa llevarla.

Como él sabía que todo estaba televisado por la presencia de los medios de comunicación, seguía el show lo más feliz.

Como también sentía que estaba quedando en ridículo, quiso “ganar el enfrentamiento” televisivo y buscó la reacción del oponente que por suerte no llegó.

Quizás podríamos reflejar y sintetizar esta bataola en dos frases cruzadas entre los oponentes.

“Yo soy honesto” dijo Vázquez con dureza llegando incluso al contacto físico, tomando del hombro a quién había aparentemente puesto en duda eso.

“Si, pero muchos de los que lo rodean no lo son” dijo el productor rural como respuesta al ofendido presidente de la república.

Seguramente el colono estaba pensando en los muchos integrantes del gobierno del Frente Amplio que terminaron presos por chorros y que este presidente había dicho en una de sus tantas promesas de pastor mentiroso, que le cortarían la mano a quien meta la mano en la lata.

Y la otra frase que sonó fuerte cuando parecía que Vázquez se retiraba rodeado de su guarda espaldas fue…

“Nos vemos en las urnas presidente”

Y Vázquez ya casi volviendo a su auto al escuchar esta frase saltó como un elástico sobre sus pasos y vio la oportunidad de intentar por lo menos hacer el gol de la honra tras la goleada recibida.

“Dijo nos vemos en las urnas, eso quiere decir que es un movimiento político el de ustedes” exclamó con un rostro desencajado como nunca habíamos visto de Vázquez.

Ahí no había política ninguna, solo había un grupo de productores desesperados, muchos de ellos embargados sus bienes, otros por perder la esperanza y largar su terruño en busca de nuevos horizontes laborales.

 

 

LA REALIDAD SUPERA A LA POLITICA BARATA

 

Todo este incidente lamentable desde todo punto de vista, espero no haga que se desconozca el verdadero problema que está ocurriendo.

Debemos decir que no es algo nuevo, ni que haya comenzado hace dos meses con una convocatoria.

La convocatoria es la consecuencia del problema, no es el problema.

Quienes tratamos de estar lo más informado posible y que tenemos muchos años viendo situaciones de crisis y bonanzas financieras en el Uruguay, sabemos escuchar y diagnosticar.

Y en el lugar donde todos los años el campo se expresa, la Exposición Rural del Prado, venimos escuchando hace varios años el reclamo permanente de cambios en la política económica con el sector.

Que el precio del combustible es un absurdo, que el gas-oil es el insumo más importante junto con la energía eléctrica.

Escuchamos presidentes de la Asociación Rural expresar discursos muy duros frente a la presencia del presidente de turno, que no fueron ni más ni menos que los mismos reclamos que hoy se una popularizado en diferentes sectores auto convocado.

Los distintos gobiernos ningunearon esos reclamos serios de la Asociación Rural.

Astori dijo no y listo, Vázquez y Mujica acataron al mandamás de la economía uruguaya en los últimos 13 años que se llama Danilo Astori y que no aparece ahora en ninguna escena de esta película, ni siquiera como actor de reparto.

En realidad Astorí se quedó con el Ministerio de Economía por reparto político, esa es la pura verdad, siempre antes de las elecciones los sectores políticos de todos los partidos hacen este lamentable reparto del poder.

 

NO DAN LOS NÚMEROS, ASÍ DE SIMPLE

 

No es necesario ser experto en temas de macro economía para analizar y llegar a conclusiones.

Los números no dan, frase muy antigua que siempre fue la definición más exacta de lo que ocurre cuando algo no funciona en materia financiera.

Las salidas superan a las entradas, es la otra frase que permite explicar sin muchas vueltas la realidad de un amplio sector de nuestra producción nacional.

Siempre, durante toda mi vida pasamos por estas situaciones, ya que los uruguayos en materia de economía somos muy dependientes.

¿De quienes dependemos?

Principalmente de nuestros vecinos gigantes Argentina y Brasil; y en forma secundaria de las exportaciones.

¿Qué exportaciones? Todas, absolutamente todas.

Históricamente la ganadería y el agro han sido los motores de nuestra producción, de eso no hay dos opiniones, y lo siguen siendo.

Si bien la tecnología avanza a pasos agigantados en el Mundo, aquel viejo chiste que en el Uruguay todo llega mucho más tarde se transforma en una realidad.

Hoy exportar en muchos rubros dejó de ser un negocio rentable.

El atraso cambiario (Astori dice que no hay) y el tipo de cambio son componentes importantes que no permite cobrar la mercadería vendida al exterior al dólar real, y si este “aguantado” por el Banco Central para beneficio del gobierno, buscando seguir sacando pecho con los macro números ante los organismos internacionales.

Por eso Astori cree que vamos bien, porque cumple con las metas impuestas por quienes son casi los dueños de medio Uruguay.

Y por eso el Fondo Monetario Internacional felicita a Uruguay augurando un crecimiento superior al 2% anual.

¿Crecimiento? Números macro que mediante miles de artilugios permanentes y cotidianos contemplan a los patrones internacionales.

 

EL PRESIDENTE ESTÁ NERVIOSO Y ALTERADO

 

La situación del país es deprimente para la gran masa de ciudadanos.

El comercio es tremendamente importante en materia de trabajo para los uruguayos.

Lamentablemente el comercio está aún más perjudicado que el campo.

Hay una grandísima mayoría de comerciantes que ya han sucumbido, que tuvieron que cerrar empresas que eran no hace mucho sólidas financieramente.

Empresas centenarias que antes de terminar en la ruina prefirieron liquidarlas.

Cientos de miles de trabajadores sin su sustento.

Empleados que hacía 30 años, cumplían con sus deberes laborales hoy están sin trabajo y sin posibilidades ciertas de lograr uno con positiva igualdad a lo que estaban recibiendo de salario.

Vázquez vive en una burbuja y su contacto con el mundo exterior es solo un grupete de alcahuetes que le dicen que es lindo y valiente, que lo felicitan por enfrentar a los productores a los gritos, los que le palmean la espalda y se cagan de risa de los que están pasando mal.

Este Vázquez es el mismo que le tomó el pelo a esa mujer que lloraba porque no tenía para comer con una pensión de un puñadito de miles de pesos en el Consejo de Salarios de Rocha.

Este Vázquez desaforado y violento es el mismo que desde España en conferencia de prensa internacional dijo que a los violentos del fútbol había que “sacarlos del forro y meterlos dentro de una chanchita”.

El presidente está nervioso y alterado sin dudas, el presidente está veterano y los años se sienten sin duda en la mente humana.

¿Está ga ga? ¿Está superado a su edad con tantos problemas que no puede resolver?

No soy médico para responder a esas preguntas, pero sí puedo decir con absoluta seguridad que está mal rodeado, muy mal asesorado y que es un hombre malo, que no tiene buenos sentimientos, que nos ha mentido a todos los uruguayos con sus posturas de pastor mentiroso.

Muchos somos los uruguayos que creímos en los discursos de la izquierda liderados por Vázquez.

Muchos fuimos engañados sin ser de izquierda, y muchos ciudadanos de izquierda fueron traicionados por este señor Vázquez, que hoy, en el ocaso de su vida lanza sus últimos estertores de rabia e induce a la violencia.

También le podría interesar

EL DIPUTADO QUE NO COBRA LA PARTIDA DE PRENSA
El Diputado Rodrigo Goñi es el primer legislador que está de acuerdo con los reclamos realizados por El Movimiento Basta Ya y devuelve el 100% de los mil dólares...
15/06/2018 Leer
CRECE LARRAÑAGA Y LACALLE POU COMETE ERRORES DE PRINCIPIANTE
La interna del partido Nacional comienza a mostrar lo que hemos venido analizando hace mucho tiempo. Lacalle Pou llegó al techo de lo posible y comienza a decaer...
15/06/2018 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


-->