PARA LOGRAR OBJETIVOS HAY QUE TENER CONFIANZA EN SÌ MISMO

Escrito por Jorge Bonica Sierra en la sección Historia.

Publicado el 10/11/2017 14:40:12
PARA LOGRAR OBJETIVOS HAY QUE TENER CONFIANZA EN SÌ MISMO

HISTORIAS VERDADERAS

 

Buenos Días, Buena Onda!
Con ganas, gracias a Dios con energía positiva y muchísimo entusiasmo comienzo este viernes.
Les voy a pasar un dato que si me dan bola les va a ayudar mucho.
Estudien un poco lo que es el “control mental”; por ahí pueden manejar sus estados de ánimo.
Confíen mucho en ustedes mismos, no esperen que nadie venga a solucionarle las cosas.
Por ahí se habla mucho de tener FÈ, pero no alcanza solo con eso, la fuerza interior de cada uno es la clave de todo.
Tristemente hay miles de compatriotas que han caído en un pozo de depresión al ver todas las puertas cerradas, pero deben saber que se puede salir adelante sin dudas.
Miren que se muy pero muy bien que no es fácil vivir feliz si la Plata no alcanza, es tremendo no poder cubrir los gastos elementales.
Yo lo pasé muchas veces en varios periodos de mi vida.
Siempre recordamos con Mirtha cuando en una oportunidad salí de casa a vender la garrafa de 13 kilos para poder comer.
Yo conocí a Mirtha cuando sin trabajo resolví salir a vender café ambulante en la zona de casas de repuestos en Montevideo.
¿Se imaginan lo que era para mi ser vendedor ambulante de café luego de haber sido un niño y adolescente viviendo en un barrio de ricos como Carrasco?
Incluso me encontraba con conocidos del barrio que al verme con mi túnica azul y mi gorrito de cafetero me preguntaban ¿“Que te paso Jorge?”.
La sociedad es cruel, sin duda que aquello de “cuanto tienes, cuánto vales”, y discrimina por el aspecto a las personas.
Pero me propuse ser el mejor cafetero del mundo.
Atender al “cliente” con simpatía, con Buena Onda, dar un servicio diferente, el mejor café (El Carioca), bien servido y de regalo dos mini pan con grasa en una bolsita de nylon transparente con cada cafecito.
Nunca faltaba en mi bolsillo un caramelo para algún niño que me encontraba al paso.
Y así fue creciendo mi clientela que ya me esperaba todos los días.
Así fui ganando mi dinero, con calor o frío; siempre puntual y con una sonrisa.
Una amiga estudiante de Abogacía (Mary Balbuena) fue mi primer “empleada” que la convencí que para pagar sus estudios venda café conmigo.
Le pasé mi zona y mi clientela a ella y me fui a empezar otra zona (el Centro) y ya tenía una empresa de cafeteros ambulantes.
Les cuento que hice 20 zonas yo en Montevideo arrancando de cero y tuve 15 vendedores ambulantes en mi empresa .
Mi segunda empleada fue Mirtha Lencina, mi compañera de ruta hace ya 35 años, que vivía en una pensión de la calle URUGUAY y luchaba para subsistir.
Espero que esta historia real les haya servido para saber que por más mal que crean que están, siempre hay una salida y esta depende en gran porcentaje de ustedes mismos.
Si les gustó esta historia real, otro día les cuento como primero nos hicimos amigos con Mirtha y terminamos enamorados.
Fuerza y coraje, confianza en sí mismo ese el secreto.

 

COMISIÓN ZOONOSIS LAVALLEJA

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


Búho 300 x 250 - 728 x 90