LA VERDAD SIEMPRE SALE A LUZ

Escrito por Mirtha Susana Lencina en la sección Columnas.

Publicado el 14/05/2017 22:25:38
LA VERDAD SIEMPRE SALE A LUZ

Tenía 47 años, se crio en un hermoso barrio de Montevideo, luego de casarse sus padres le regaló la casa donde se había criado junto a ellos y a un hermano menor que hacía años por cosas de la vida se había ido al extranjero. Tenía su buen trabajo y era considerado como un muy buen empleado. Luego de algunos años de trabajo y ganarse la confianza de su jefe pasó a ocupar un importante cargo y sus ingresos mejoraron mucho. Fue un buen jefe de familia, tuvo tres hijos y cuidaba de ellos sin tener en cuenta la edad de cada uno. Su esposa trabajaba en un lugar público hasta que de un día para el otro por cosas de la vida se quedó sin el trabajo. Luego de algunos meses entró a trabajar en el mismo trabajo de su esposo pero en otro sector donde no tenía contacto con el.

En la casa estaban todos felices por ella haber conseguido un nuevo empleo, pero por cosas de la vida la felicidad duró poco tiempo.

Su esposa con la cual llevaba 16 años de casados y madre de sus tres hijos de un momento para otro empezó a cambiar en su forma de tratarlo.

El creyó que ella no estaba conforme con el trabajo pero nada que ver, estaba más que conforme, los fines de semana que no trabajaba extrañaban su lugar de trabajo.

Su esposo al ver que ella no demostraba estar feliz quiso saber cuál eran los motivos que tenía para no mostrarse feliz si todo estaba bárbaro. Tenía a sus hijos bien encaminados, ellos dos con trabajo y la salud en el entorno familiar marchaba diez puntos. Un día cualquiera de trabajo luego de la cena él le habló del tema y le exigió que le comunicara que era lo que la tenía con ese humor, ella dijo que nada la preocupaba y que estaba todo bien, que estaba viendo cosas donde no las había.

Lamentablemente no dijo la verdad y luego los problemas llegaron, y eso llevó a que esta familia tuviera un triste final. En todas las cosas de la vida debemos siempre tener en cuenta que la verdad siempre le gana a la mentira, hay veces que tarda un poco más pero al final siempre la verdad sale a luz.

A esta señora le pasaba algo muy serio, algo demasiado delicado, pero ella no fue lo suficiente valiente para enfrentar el problema y sincerarse con su esposo, creyó que  podía jugar con los sentimientos y eso la llevó al fracaso, pero por desgracia y por cosas de la vida, el fracaso no fue solo para ella, sino que también fue para su esposo e hijos. Por cosas de la vida esta familia se destruyó y hoy el sufrimiento acompaña a cada uno de los integrantes, quizás si esta señora hubiese hablado en el momento indicado se podría haber evitado una tragedia, quien sabe, quizás no, pero sin duda habría sido más fácil de asumir la situación que por cosas de la vida les tocó vivir.

Esta esposa y madre perdió la cabeza y empezó a tener una relación amorosa con el jefe de su esposo, una frase linda de parte del jefe bastó para que esta ella perdiera su postura, quizás el se lo dijo solamente para coquetearla, pero ella se deslumbró y no se comportó como una señora que ama a su esposo. Una sonrisa y una respuesta no adecuada de su parte y llegó el primer encuentro a espaldas de la familia de ambos.

Esto sucedió una y otra vez, y al final, por cosas de la vida el esposo se entera de lo que está sucediendo y actúa de la forma no correcta, el dolor y el engaño no le permitió actuar con calma y cometió una locura atentando contra su vida.

Al otro día de enterarse y ver a su esposa saliendo con su jefe, dijo que no iba a trabajar por qué no se sentía bien, cuando se quedó solo en la casa intentó quitarse la vida, vivió algunas horas pero luego por cosas de la vida dejó de existir, lo encontró su hijo cuando llegó a la casa. Al lado de su cuerpo que aún estaba con vida había una carta escrita en la que contaba la historia de su madre y su jefe.

Todo fue una tragedia, sus hijos sufrieron tremendamente la pérdida de su padre, a su madre no la quisieron volver a ver, ellos tienen 14, 17 y 19 años. Están viviendo en la casa y ninguno de los tres quiere ver a la madre. Ella está en la casa de una vieja amiga hasta saber que hacer. El jefe separado de su esposa e hijos y con graves problemas familiares. Lo más triste es que este esposo y padre terminó con su vida y ella sigue viviendo porqué así son las cosas de la vida. Quien sabe que será de estos hijos que están pasando por este difícil momento que hoy, por cosas de la vida les toca vivir.

vivero san josé

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


vivero san josé