“JORGE SANGUINETTI ERA MI PADRE, Y MI MADRE SE QUITÓ LA VIDA POR EL DAÑO QUE ÉL LE HIZO“

Escrito por El Bocón en la sección Sociedad.

Publicado el 12/05/2017 14:34:56
“JORGE SANGUINETTI ERA MI PADRE, Y MI MADRE SE QUITÓ LA VIDA POR EL DAÑO QUE ÉL LE HIZO“

Logramos realizar en Alemania una entrevista exclusiva a Carlos Schneider, hijo no reconocido del conocido político uruguayo Jorge Sanguinetti recientemente fallecido. Nuestros lectores se verán sorprendidos por esta nota, con revelaciones dignas de una película de terror.

Muy duro Carlos, desde Alemania responde una a una nuestras interrogantes, cuenta detalles que dejan muy mal parado al recordado político del Partido Colorado.

 

Entrevista de Jorge Bonica Sierra.-

 

1.- ¿Cuándo y cómo se enteró que Jorge Sanguinetti era su padre?

 

Por una declaración jurada que dió mi madre a las autoridades alemanas. Allí figura Jorge Sanguinetti como mi padre.

 

2.- ¿Por qué está absolutamente seguro que es su padre?

 

Hay varias personas con el nombre Jorge Sanguinetti en Uruguay. El indicio decisivo me dió un funcionario de la Embajada Uruguaya en Bonn. Luego conocí a un ex gerente de la empresa Voith, y este me pudo confirmar que mi progenitor  definitivamente es el conocido político uruguayo del Partido Colorado, ex director ejecutivo de Fanapel, ex Ministro de Transporte y Obras Públicas y ex Presidente de ANCAP. El conoció a Jorge Sanguinetti, mi padre, personalmente en 1956, y conoce toda la historia con mi madre. Además, existen fotos de mi padre, y el parecido con Jorge Sanguinetti salta a la vista. Y no por último: El mismo Jorge Sanguinetti mencionó su pasantía en la empresa Voith en el año 1956 en su curriculum en la página web de ANCAP, cuando él era presidente de ese ente.

 

3.- ¿Nuestro semanario habló con el Sr. Sanguinetti y nos dijo que estaba siendo objeto de un chantaje por parte de su abogado y que era todo mentira? ¿Sabe algo usted de esa posibilidad?

 

Cuando me enteré del historial delictivo de quien era mi abogado, Miguel Mañana, me quedé completamente helado. El Sr. Mañana me había sido recomendado de buena fé por una persona de mi confianza, un alemán residente legal en Uruguay, quien luego me informó cuando las actividades criminales de Miguel Mañana salieron a la luz. Él estaba igual de sorprendido que yo.

 

En vista de la personalidad criminal del Sr. Mañana no descarto la posibilidad, que él trató de hacer la suya. Es más, me parece muy probable que haya sido así, y por suerte mi padre no entregó ningún dinero a ese delincuente.

 

Pero todo eso no quita, que en mi caso particular las únicas verdaderas víctimas somos mi madre y yo. Ella pasó una vida llena de dolor e infamia, y luego se quitó la vida, porque no aguantaba más. A mi me tocó a crecer en plena misera y ser golpeado diariamente. No tuve buenos padrastros. Mi padrastro era un nazi y me torturaba a diario por no ser un „Ario de sangre pura“.

 

Estoy dispuesto de someterme a un análisis de ADN cuando sea. De este modo se podría comprobar sin lugar a duda alguna si Jorge Sanguinetti es mi padre o no.

 

4.- Quién era su abogado resultó ser procesado por delitos muy graves en el Uruguay. ¿No podría ser que efectivamente lo estaban chantajeando a su padre?

 

Miguel Mañana tenía la directiva de lograr un acuerdo extrajudicial, en el cual yo iba a renunciar a mis derechos hereditarios y comprometerme a guardar silencio a cambio de un reconocimiento aunque sea solo de facto como hijo y una moderada indemnización.

 

Me llama la atención que mi padre no presentó ninguna denuncia. Extorsión es un delito también en Uruguay. ¿Puede ser que él temía ser sometido a un test genético?

 

5.- ¿Nos puede contar con la mayor cantidad de detalles como fue su encuentro con Sanguinetti en un juzgado de Uruguay?

 

En el 2006 viajé en pleno campeonato mundial desde una Alemania veraniega a un Uruguay invernal. Estaba sumamente agitado y nervioso, porque iba a encontrarme con mi padre por primera vez. Miguel Mañana había logrado que mi padre y yo fuimos citados ante un Juzgado de Paz en Montevideo.

 

Cuando entré al pasillo del Juzgado, percibí a mi padre en seguida al final del mismo. No encuentro palabras para describir mi estado de nervios. Mi traductor se le acercó y le preguntó: „Disculpe, señor, es Ud. Jorge Sanguinetti?“ Cuando él dijo que sí, yo le extendí la mano y me presenté. Como en un reflejo, mi padre había tomado mi mano, pero la soltó enseguida cuando escuchó quien era yo. Pude notar que él también estaba algo inseguro y asombrado. Inmediatamente después sus abogados formaron un cordón alrededor de su mandante y nos dijeron que no se permitía ninguna conversación directa con el Sr. Sanguinetti, solamente a través de abogados. Eso en este momento no me importó demasiado. Yo estaba abrumado por haber podido estar cerca de mi padre, aunque había sido solo por un momento.

 

Luego en la sala me le acerqué para darle una foto de una de mis hijas, o sea una de sus nietas. Me dolió mucho cuando ni la miró, sino la rompió con una mano y todavía pisoteó los pedazos de la foto, después de haberlos tirado al suelo, todo eso ante los ojos de la jueza, los abogados y los demás presentes. ¡Qué acto vergonzoso y doloroso!

 

6.- ¿Por qué piensa que Jorge Sanguinetti no quiso reconocer su paternidad?

 

Por cobardía y porque no quería asumir su responsabilidad. Y probablemente porque un hombre como él, quien vivía en un mundo regido únicamente por dinero y poder, no puede creer que mis principales motivos no son materiales, sino más bien sentimentales y personales.

 

Además, ¿por qué debería reconocer su paternidad? El Código de la Niñez y la Adolescencia uruguayo lo protegen. Dice el „Artículo 198. (Accionantes).- Podrán iniciar la acción: 1) El hijo, hasta los veinticinco años de edad. Durante la menor edad solamente podrá ser deducida la acción por la madre, el padre, o su representante legal, según correspondiere.“

 

O sea una persona mayor de 25 años no puede iniciar pasos judiciales para averiguar o reclamar la paternidad de alguien. A mí en lo personal, eso no me parece digno de un estado moderno y democrático.

 

7.- ¿Usted ha tenido informado de todo este tema a su familia?

 

Por supuesto que sí.

 

8.- ¿Usted tiene interés en la fortuna de Jorge Sanguinetti?

 

En primer lugar, yo quería conocer a mi „viejo“, en búsqueda de mi propia identidad y porque yo tuve una familia adoptiva muy mala. Mi interés en Jorge Sanguinetti en primera instancia era meramente personal. Pero como él durante años no me dio ninguna señal positiva, ni mostraba algún tipo de interés en su hijo, más bien parecía burlarse de mí, empecé a querer una pequeña indemnización por todo el dolor sufrido, tanto de mi parte como de parte de mi madre. Además, me había dado cuenta que el dinero es lo único que le importa, y quería tocarlo en ese único punto, que le interesa. Todo lo demás, no lo toma en serio.

 

9.- ¿Sigue interesado en lograr el reconocimiento en el día de hoy?

 

Por supuesto quiero ser reconocido como hijo de parte de mi padre! Pero parece que eso no será posible sin un cambio de la legislación uruguaya.

 

10.- ¿No hay posibilidades de realizar trámites legales por las leyes de Alemania o por la diplomacia?

 

 

11.- ¿Que opinan sus hijos y su esposa de todo esto?

 

Están igual de ofendidos e indignados como yo.

 

12.- Usted conoció nuestro país. Más allá de todo lo que le ha tocado vivir... ¿Qué pudo saber de Uruguay y su gente?

 

Uruguay tiene unos paisajes hermosos, y en mis dos viajes he conocido gente muy amigable y siempre dispuesta de ayudar. Nunca sentí algún tipo de hostilidad contra extranjeros, como lamentablemente es muy común en muchas partes de Europa.

 

Quizás deberían hacer más por su medio ambiente. En muchas partes hay basura tirada. Y me dolió ver indigencia en las calles de Montevideo, hasta niños durmiendo en cartones en la cercanía de la Plaza Independencia, en pleno invierno.

 

13.- ¿Piensa que lograr el reconocimiento de Sanguinetti y su paternidad sería justo para el recuerdo de su madre?

 

¡Seguro que sí! Especialmente en la década de los 50 un embarazo de una mujer soltera era muy mal visto, no solamente en Alemania, y más todavía cuando se trataba de una chica menor. (Mi madre tenía tan solo 17 años.) Era una infamia enorme. Mi madre fue expulsada de su familia, obligada a darme en adopción y desprestigiada por el resto de su vida. Toda su vida fue destruida, y nunca se recuperó de este daño.

 

14.- ¿Piensa que su madre estaba enamorada de Sanguinetti o se trató de un romance juvenil poco profundo?

 

Mi madre estaba profundamente enamorada. Jorge Sanguinetti era su primer amor, un joven muy atractivo y apuesto, y mi madre todavía era muy ingenua y sin experiencia alguna. No tenía ni idea de lo que le estaba pasando. Y mi padre se aprovechó, la tomó – y la desechó como un envase descartable. La deshonró.

Hay quienes piensan que eso es „ser macho“. Pobres infelices...

vitroguard

También le podría interesar

NO SE PUEDE SER TAN HIJOS DE PUTA
Desde las 9 de la mañana en todos los refugios del país hay gente en situación de calle que quieren entrar a resguardarse por las terribles situaciones climáticas....
19/05/2017 Leer
LA RADIO CX14 EL ESPECTADOR TOCÓ FONDO
Tristemente un icono de la radiodifusión uruguaya se fue a pique en los últimos años. Nos referimos a CX14 radio El Espectador de Uruguay. Cuando Javier Massa...
20/05/2017 Leer

Comentarios

Difunde esta noticia


vivero san josé