EL UNICO RESPONSABLE ES LEONARDO RAMOS

Escrito por El Bocón en la sección Deportes.

Publicado el 08/03/2017 12:44:28
EL UNICO RESPONSABLE ES LEONARDO RAMOS

Peñarol hace ya varios campeonatos que no da pie en bola en cuanto a su funcionamiento.

Llegó a extremos como de salir campeón y despachar al entrenador porque el equipo no juega bien, como ocurrió con Pablo Bengoechea.

Muchos apuntan a la dirigencia y en especial a su cara visible, el presidente Juan Pedro Damiani.

Debemos convenir que Damiani es una figura muy polémica, que tiene sus detractores y también quienes lo bancan a muerte.

Hay una oposición política dentro de Peñarol que muchas veces hace daño al club por su continuo proceder desleal para con el mismo club, ventilando hacia fuera muchas cosas que deberían quedar en el consejo.

En cuanto a los entrenadores, han fracasado algunos como Da Silva que era garantía de seriedad y trabajo al frente del plantel.

Los jugadores han tenido miles de oportunidades y muchos se han tenido que ir por la puerta del fondo por sus fracasos individuales.

Damiani le compró todo a Da Silva en su último semestre cuando debió renunciar (lo debió haber hecho mucho antes) por su pésimas performances.

Una selección de jugadores que se destacaron en los cuadros llamados chicos o menores llegó a Peñarol, incluso los dos goleadores con una montaña de goles, como Gastón Rodríguez y Junior Arias.

El fracaso de “El Polilla” costó entenderlo, tenía todo para triunfar y terminó en fracaso histórico.

Y Damiani ya con las elecciones muy cercanas apeló a Leonardo Ramos, a quién definió como “Un perro de la calle” el propio presidente en los medios de comunicación.

¿Qué quiso decir Juan Pedro al definirlo en forma tan extraña al entrenador Ramos?

Seguramente que tiene calle, que no se casa con nadie, que viene a Peñarol a sobrevivir y para eso no importa que hay que hacer para mantenerse.

¿Será así? Lo cierto que Ramos viene con fama de hacer “meter” a sus cuadros.

Le ponen el rótulo de “gran motivador”, y algo que es hasta peligroso; “Con Ramos juegan los que meten”.

¿Qué es meter en fútbol?

Motivador, meter…en fin, todas definiciones que son a mi modesto entender extra fútbol.

El entrenador entrena, ¿o no? Tiene un sistema de juego, elige sus jugadores de acuerdo a su sistema, y entrena su sistema a muerte hasta que quede bien aceitado y comprendido.

Pero vamos al tema y decir porqué Ramos se equivoca.

En los primeros partidos de entrenamiento, que los periodistas destacaban que no había ganado ninguno, ya se pudo ver que los jugadores de Peñarol estaban “pasados de euforia”. Hubo hasta piñatas con rivales que iban a colaborador con el entrenamiento.

Jugadores que se tiraban con los dos pies al rival en partidos de práctica.

¿Qué estaba pasando? Que con Ramos los jugadores que no marquen, que no meten, simplemente no juegan con él.

Y ocurrió un hecho que pasó desapercibido para muchos, pero para nosotros no.

Ramos dijo públicamente los jugadores que no los tendría en cuenta luego de varias oportunidades en partidos de entrenamientos.

Dentro de esos jugadores estaba Gastón Rodríguez.

Sin duda que Gastón no tiene las características de los jugadores que quiere Ramos, no mete, no se tira a los pies, no marca la salida, es un jugador de una gran técnica pero de los que comúnmente llamamos “jugadores fríos o pechos fríos”.

Sin embargo, Ramos revertió lo que había resuelto y Gastón apareció en el plantel.

Y no solo en el Plantel, sino que siendo titular incluso dejando en el banco a Junior Arias que a nuestro entender es el jugador diferente del plantel.

¿Qué es lo que pasó? ¿Por qué ese cambio?

La respuesta la vimos en la cancha, Gastón Rodríguez ahora mete, se tira a los pies, juega con mala leche, lastima a los rivales, se pelea con todos y juega de titular.

Gastón pasó a ser “un perro de la calle”.

Sin embargo Ramos se pasa de arenga, no mide las consecuencias y anoche pasó con Boselli que antes de entrar (ya había mostrado esa faceta en el partido anterior por el uruguayo), Ramos y sus colaboradores lo mandaron a la cancha “como un perro de la calle” que muchas veces no reconoce ni a quien le da un hueso, y totalmente “motivado” dio dos patadas (la primera era de expulsión) que dejaron en el mejor momento a Peñarol con 10 jugadores.

¿Le van a poner la culpa a Boselli?

Nada eso. El paraguayo zaguero debió se expulsado por un golpe de puño en la barriga de un rival sin pelota.

El propio Gastón pisó en el pecho a un rival y luego le tiró la pelota en la cabeza a ese mismo contrincante.

El único culpable es Ramos que se comporta como un perro de la calle y la motivación no es la adecuada, los obliga a meter y meter o los deja fuera del plantel, y el fútbol no es solo meter y lastimar al rival.

Gastón Rodríguez en un partido por el fútbol local se tiró en doble plancha contra un rival en forma criminal y no fue expulsado.

Los que saben de esto, saben que está muy bien motivar a un jugador o a un plantel, pero cuidado…no puede haber 11 perros de la calle juntos porque se transforman en una jauría ingobernables para la sociedad.

Me despido con una frase de Ramos para analizar: “Lo que más festejo es no tener goles en contra”

¿No será mentalidad de cuadro chico?

fontana estética

También le podría interesar

Comentarios

Difunde esta noticia


Junta deptal de maldonado